Fragas do Mandeo retiró más de ocho toneladas de residuos el último año

El Ideal Gallego-2020-01-26-018-de183d29
|

La Fundación Fragas do Mandeo acaba de presentar los resultados de las acciones desarrolladas en 2019 en materia de conservación de la naturaleza en As Mariñas. En números, más de ocho toneladas de residuos retiradas del entorno y más de cuatro de especies exóticas invasoras, indicó el colectivo, que incide en la excelencia de estas cifras y en el entusiasmo con el que iniciaron el 2020. Cuando el mes de enero aún está por acabar, “os nosos voluntarios” completaron “unha limpeza integral do tramo de río que apadriñamos no Mandeo”. Desde O Tope hasta el puente de Teixeiro y el en área de Chelo.

1. Ríos Mandeo, Mendo, Lambre y Bouzas 
Las actuaciones en los ríos se extendieron a lo largo de 43 kilómetros, en las orillas del Mandeo, el Mendo y el Lambre, y del regato de Bouzas. En el litoral, en la ría de Betanzos; en la desembocadura del Lambre, tanto en las marismas como en los arenales e A Alameda y A Abeleira, y en la Praia Grande de Miño.

2. Nuevas tareas de limpieza y erradicación de plantas
Las iniciativas llevadas a cabo en los últimos doce meses permitieron retirar más de ocho toneladas de residuos (exactamente 8.417,5 kilogramos) y combatir las especies exóticas de plantas invasoras, para lo que realizaron visitas periódicas para encontrar nuevos casos y se revisaron varias veces los eliminados con anterioridad con el propósito de “erradicalos”, lo que permitió acabar con áreas de más de una veintena de especies distintas, con un peso total que superó las cuatro toneladas (4.653). “As especies que precisaron máis dedicación foron a tradescantia, da que retiramos 2.920 kilos, e a crocosmia, da que arrincamos 9.385 tubérculos”, detalló Fragas do Mandeo.

3. Recuperar los municipios perdidos en las elecciones 
Fragas do Mandeo cuenta con más de un centenar de voluntarios (114). Cada uno participó entre una y dieciséis ocasiones e las actividades convocadas, y a ellos se suma el medio centenar de colaboradores remitidos por la Dirección Xeral de Xuventude e Voluntariado da Xunta, la cooperación puntual de varias asociaciones y empresas del entorno de As Mariñas, como las que se unieron a ellos en la Eco-Regata Ría de Betanzos.

4. La primera acción, entre O Tope y Teixeiro 
La primera acción del año se desarrolló entre O Tope y Teixeiro, donde debido a las últimas crecidas, se hallaron concentraciones de vegetación y residuos, de las que se retiraron 178,5 kilos.

 A proliferación do que se está a chamar ‘basuraleza’ é cada vez máis intensa

La Fundación Fragas do Mandeio considera que los espacios naturales de la comarca padecen importantes problemas de conservación, entre los que destacan “a continuada perda de hábitats, as especies exóticas invasoras e a proliferación cada vez máis intensa do que se está a chamar basuraleza”, apuntan desde el colectivo, que anima a la intervención cívica como herramienta para revertir esta situación en As Mariñas. 

“É imprescindible a implicación da cidadanía mediante actuacións eficaces e continuas se queremos conservar o noso patrimonio natural”, sostienen los responsables de la entidad que, con carácter periódico, convoca unas “xornadas de voluntariado” en Betanzos. Una iniciativa que los organizadores ven como “unha oportunidade para que os amantes da natureza participen directamente na súa conservación”, resume Fragas do Mandeo.

En cuanto a la actual situación de la cuenca, la asociación asegura que “as fortes enchentes dos últimos dous meses lavaron as beiras do río”, lo que supuso que se arastrasen hojas y ramas, se arrancase vegetación e incluso se erosionase severamente el suelo, pero “ademais do lixo que trouxeron as enxurradas, depositado principalmente na liña da máxima crecida ou enganchado na vexetación no caso dos plásticos, apareceron vellos refugallos medio enterrados”, detallan desde el colectivo.

En este sentido, también aclaran que “as limpezas despois das enchentes benefícianse da coincidencia de que a localización do lixo é máis fácil e de que o tránsito non se ve entorpecido pola vexetación ribeirega”, explicaron los ambientalistas.

El grupo recuerda, asimismo, que los voluntarios que intervinieron en la última acción caminaron más de quince kilómetros en varias etapas, y que además de restos vegetales retiraron dos ruedas, un panel informativo totalmente destrozado “e refugallos diversos, sobre todo pequenos plásticos moi desfeitos pola corrente, pesando todo este lixo 178,5 kilos”.

Fragas do Mandeo retiró más de ocho toneladas de residuos el último año