La economía limita las opciones para fichar

El cancerbero belga debutó en el partido contra el Las Palmas, en la última jornada de La Liga. | quintana
|

El Deportivo parte con desventaja en este mercado estival. Con un tope salarial de 24,7 millones de euros, el conjunto blanquiazul trabaja con poco margen y obligado a acertar en las incorporaciones.


El club trabaja en varios frentes y uno de ellos pasa por la portería. Con la marcha de Lux rumbo a River Plate y el descontento con Tyton, al que se le ha puesto el cartel de transferible, el club sondea diferentes opciones. La vuelta de Davy Roef, cedido por el Anderletch, podría acelerarse tras la cesión por parte del Newcastle de guardameta Matz Sels al conjunto belga.


Roef, que dejó buenas sensaciones en su debut ante Las Palmas, se presenta como una opción más asequible que otros candidatos como Víctor Valdés o Sirigu, ambos con fichas muy altas. Interesa también y se sigue de cerca a David Soria, que quiere abandonar el Sevilla para disfrutar de los minutos que no tuvo en el pasado curso.

Caso Insua
En los últimos días ha saltado la noticia del interés del mSchalke en hacerse con los servicios de Pablo Insua. El futbolista, cuya operación para su salida habría autorizado Pepe Mel, podría recalar en el conjunto inglés y, de rebote, influir en el devenir de otra operación: la del Levante con Róber Suárez. El conjunto granota quería cerrar cuanto antes la cesión del defensa coruñés, tras su buena campaña en Segunda División. Si se confirma la salida del arzuano esta podría abrirle las puertas del Deportivo a Róber.


El conjunto herculino trabaja con prudencia, a la espera también de que se concrete un posible acuerdo con los bancos para refinanciar la deuda con Hacienda. Mientras tanto, el Deportivo apela a la ‘economía de guerrilla’.

La economía limita las opciones para fichar