Sada- Mondego se une a Meirás en su petición para modificar las normas provisionales

|

d.r. > sada
  La Asociación de Vecinos O Candil, de la parroquia de Mondego, se unirán en breve a los de Meirás en su deseo de que las normas provisionales urbanísticas se puedan modificar de manera puntual.
Esta asociación todavía no ha presentado ningún escrito en el Registro Municipal como ya hiciera la entidad vecinal presidida por la exconcejala Mar Fernández, pero aseguran que lo harán en los próximos días.
Ahora ya son dos las parroquias que han decidido instar al Ayuntamiento a realizar un estudio que permita modificar puntualmente dichas normas, que son las que rigen en Sada desde que se suspendió la normativa vigente en el mes de febrero del año 2006, aunque bien es cierto que hubo una modificación que suavizaba esta medida en agosto de 2008.
Desde Mondego quieren que a la iniciativa de Meirás se unan no solo ellos, sino el resto de asociaciones de vecinos del municipio para poder flexibilizar las normas hasta la entrada en vigor de un nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

Hasta 120 metros > Cabe recordar que las actuales normas permiten un máximo de construcción de 120 metros cuadrados por parcela, algo que, como comentó en su día la presidenta de los vecinos de Meirás, “limitadas las expectativas” de los dueños de las fincas “a la hora de poder edificar o vender sus propiedades”.
En Mondego son de la misma opinión, ya que, en los tiempos que corren, como admitieron, sería de gran ayuda poder aumentar esa cifra para poder edificar viviendas para los hijos de los propietarios.
En este sentido, al igual que argumentó la parroquia de Meirás, pedirán la división o la segregación de las parcelas, lo que les permitiría, aún si siguen ciñéndose a esa normativa provisional, construir como si fuera una propiedad distinta y tener a su disposición otros 120 metros cuadrados en los que levantar una vivienda o cualquier otro servicio.

Sada- Mondego se une a Meirás en su petición para modificar las normas provisionales