Oleiros-Seoane plasma en los paneles informativos su malestar por los trabajos en la N-VI

|

El Ideal Gallego-2011-06-14-023-8a386ba3

  fran moar > oleiros

  El malestar que siente el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, con la evolución de las obras de ampliación de la carretera nacional N-VI, en el tramo que enlaza los núcleos de O Seixal y O Carballo, ambos en la parroquia de San Pedro de Nós, se está viendo reflejado en los paneles que el Ayuntamiento utiliza para ofrecer información a los vecinos.
Un elocuente “Axilización obras da N-VI. Demanda a Ministerio de Fomento” es visible en cada uno de los siete paneles instalados por el equipo de gobierno en las principales intersecciones de los viales más transitados del municipio oleirense.
Asimismo, el mandatario local ha aprovechado la coyuntura para traer a colación otra de sus “tradicionales” demandas: la ampliación del puente de A Pasaxe. Para García Seoane el incremento de la capacidad del citado puente es tan, o más, necesario que las propias obras de ampliación de la carretera nacional.
Considera el regidor que si no se amplía el puente, el proyecto de ampliación no paliará el embudo de tráfico que a diario colapsa la circulación en los accesos a la ciudad de A Coruña. Por ese motivo los paneles informativos también muestran el lema “Nova ponte da Pasaxe. ¡¡Xa!!”.

El Ideal Gallego-2011-06-14-023-8abdff16Quejas > Cabe recordar que el alcalde lleva varias semanas quejándose de que tan sólo un grupo reducido de operarios se encuentran trabajando en las obras de ampliación de la N-VI y que los trabajos no avanzan en absoluto, lo que ha provocado que hasta la fecha el proyecto de reforma lleve ya un retraso acumulado de más de dos años.
Seoane aseguraba, en su momento, que carecía de noticias de que el Ministerio de Fomento hubiese licitado las obras de la zona de O Carballo, que implican la construcción de una rotonda. Sobre los motivos que podían haber derivado en la situación que denuncia apuntaba a cuestiones de índole económica.

Inicio de las obras > Las obras de ampliación de la carretera N-VI se iniciaron hace ya más de un año con el derribo de varias viviendas que se localizaban en los márgenes de la calzada cerca de la fábrica de piensos Biona.
La reforma ya había comenzado con un retraso de más de medio año y el regidor explicaba, en su momento, que se debía a una problemática con la expropiación de algunas de las casas afectadas por el proyecto de ampliación.
Un proyecto que incluye la construcción de un paso subterráneo a la altura de las calles de O Traballo y As Lavandeiras y de una rotonda en los accesos a O Pinar. Esta infraestructura se construirá con carácter provisional, ya que está previsto que en una segunda fase de la ampliación de la N-VI, el trazado de la vía quede subterráneo de forma que en la superficie quede una infraestructura independiente del vial que se destinará para distribuir el tráfico local.
Los trabajos deberían haber dado comienzo en el paso inferior que se encuentra a la altura del club de tenis. A unos escasos cuarenta metros de este punto, en dirección Madrid, la vía se desdoblará con dos carriles por sentido separados a través de una mediana física.
Además, a ambos lados de la carretera se habilitarán carriles de servicio, que igualmente estarán separados de la vía por otra mediana, incrementando de este modo la seguridad, reduciendo la posibilidad de colisiones y agilizando el tráfico local y el tránsito por la N-VI.
La futura vía desdoblada continuará hasta las inmediaciones de las calles Anido, Piñeiro Manso y Piñeiro Bravo, en los accesos a la urbanización de O Pinar.
La denuncia del regidor coincidía con la petición expresada, también en su momento, por el portavoz del Partido Socialista en el Ayuntamiento oleirense, Luis Vázquez, al delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, para que se agilizasen los trabajos en la zona.
El alcalde, asimismo, solicitó que se diese un impulso a la tramitación de los tramos restantes del proyecto de reforma del vial “porque soporta un tráfico diario de 40.000 vehículos”.


 

Oleiros-Seoane plasma en los paneles informativos su malestar por los trabajos en la N-VI