El turismo en Betanzos parte de Diana

|

La Concejalía de Turismo reanudó el calendario de visitas guiadas con el Roteiro do Modernismo. Un itinerario excepcional con alto en una veintena de construcciones que parte de la Diana Cazadora. La “Fonte do Campo” , que se prepara para cumplir los 149. Casi un siglo y medio en los que Betanzos parece hacer solventado sus problemas de abastecimiento porque, aunque inverosímil en una localidad bañada por dos ríos, el municipio sufrió problemas de escasez hasta hace poco, especialmente graves en el centro, teniendo en cuenta que hasta el “desembarco” de la diosa, los surtidores se localizan en las afueras, en Nosa Señora do Camiño, Os Ánxeles ó Picachá (San Martín de Brabío).
La Fuente de Diana Cazadora se instaló en O Campo –desde hace tres decenios, de García Irmáns– al tiempo que la de la Feria Nueva de Betanzos comenzó a surtir en O Picardel. La obra, iniciada en 1866, dispuso un conjunto, de carácter monumental, inspirado en motivos mitológicos, en el que destacó una reproducción de la Diana de Versalles para presidir la plaza, y un segundo “abrevadero” para abastecer mercado del ganado, así como las conducciones de agua que surten una fuente y la otra, y que algunos vecinos aún conocen como el acueducto de San Xiao. Diana Cazadora, pintada de “Verde Betanzos”, forma parte del paisaje urbano de la ciudad y los problemas que surgen en torno a ella no suelen pasar desapercibidos, de ahí las críticas que, a propósito de su abandono, recibió en su momento el Ayuntamiento de Betanzos.

“Hermanamiento”
La de la feria, por contra, no ejerce como tal, ni siquiera echa agua y solo mantiene su ubicación, frente a la actual sede de Correos. Los animales se trasladaron al recinto de Bellavista y, con el cambio, todos se olvidaron de ella y su “hermanamiento” con Diana. Aunque se inauguraron juntas, el mismo día, a la misma hora, “iluminándose las casas del Campo, distinguiéndose entre ellas el café del Cantón y la sociedad del Liceo Recreativo de Artesanos, que formó la portada en el atrio de Santo Domingo...”, escribió Vales Villamarín.
También sus rasgos las hacen diferentes, como reconoce en propio Ayuntamiento de Betanzos. La de Diana Cazadora es una fuente con varios caños y dos tanques sujetos con cadenas –“de que se servirían las personas, sin atropellarse y por el orden en que lleguen”, recoge el expediente municipal– encargada a Ducel e Hijo, de París, que realizó una reproducción de la Diana de Louvre. La “Fonte dos Cabalos”, en la feria, construida para garantizar el servicio de agua potable al mercado, responde a los cánones de la arquitectura de Galicia.
Además, el turismo parte siempre desde Diana Cazadora. También el de los más pequeños, que este martes estrenaron “Coñece a túa Cidade, o máis Próximo”, un programa didáctivo impulsado desde el departamento que dirige Ana Veiga a petición de la dirección del Vales Vilamarín orientado a 250 alumnos de Infantil y 4º de Primaria.
El programa contempla actividades en las propias aulas para los de Infantil, y salidas y visitas guiadas para los de 4º de Primaria. Así, los más pequeños trabajarán con un plano de la ciudad, en el que localizarán aquellos lugares de interés, su calle, su colegio… Con la idea de ofrecerles una visión general de Betanzos.
Los de Primaria recorrerán, a través de una visita guiada, diversos lugares, desde la plaza de los Hermanos García Naveira, hasta las calles del casco histórico, y con ellas los edificios que “marcaron” la historia de Betanzos. Incluidos el consistorio, con su sala capitular, donde se celebran las sesiones plenarias; el mercado municipal, y las iglesias…. “Centrando la visita en aquellos aspectos que sean más atractivos para que los más pequeños convocan de primera mano la historia de su ciudad”, explicaron desde el Gobierno de Ramón García Vázquez. 

El turismo en Betanzos parte de Diana