Bruselas advierte a España del riesgo de frenar las reformas y de la fragilidad de su economía

15 enero 2016 página 36 Spain's Economy Minister Luis de Guindos and European Economic and Financial Affairs Commissioner Pierre Moscovici (R) attend a eurozone finance ministers meeting in Brussels, Belgium, January 14, 2016. REUTERS/Francois L
|

La Comisión Europea constató ayer que aún prevalecen algunos riesgos en el corto plazo para la economía española, entre los que destacó los peligros que supondría para el crecimiento una “desaceleración de la agenda de reformas” y una ralentización “más pronunciada de lo previsto” de los países emergentes.
El Ejecutivo comunitario publicó un análisis sobre la situación económica de España, en la que subraya que el crecimiento seguirá siendo “robusto” durante los próximos dos años, aunque también incide en las vulnerabilidades en el corto plazo. Este documento será la base de las futuras recomendaciones de la Comisión para que España cumpla con la senda de estabilidad y sus compromisos de déficit. “El crecimiento podría verse afectado negativamente por una ralentización más pronunciada de lo previsto en algunas economías emergentes y una posible desaceleración de la agenda de reformas. Si algunos de estos vientos de cola disminuyeran en intensidad en el corto plazo, la recuperación podría perder impulso”, alerta el texto.
Por su parte, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, aseguró que Bruselas ha advertido a España del riesgo de frenar las reformas porque valora de forma “muy positiva” todos los cambios que se han hecho en España durante estos años, que harán que el PIB crezca un 1,3% en 2020.
Mientras, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señala a España entre los países europeos que mayor número de reformas ha abordado durante la crisis, aunque considera que el desempleo en el país sigue siendo “dolorosamente alto”, por lo que recomienda la implementación de políticas para mejorar las oportunidades de empleo.

Bruselas advierte a España del riesgo de frenar las reformas y de la fragilidad de su economía