Plácido derbi para un Liceo que pronto sentenció

Deporte Campeón-2015-10-28-025-ab20165b_1
|

redacción 
a coruña

El Liceo apenas sufrió para imponerse en un desigual derbi frente al Cerceda, en el que la superioridad de los verdiblancos fue manifiesta. Por si fuera poco, los hombres de Carlos Gil consiguieron pronto una cómoda ventaja, algo que favoreció esta nueva victoria liceísta.
No hubo que esperar mucho para ver el primer gol del partido. Los locales fueron fieles a su cinco habitual, pero Juan Copa presentó algunas novedades, como Jacobo García, y situando en la portería a Martín Rodríguez. No le salió bien la jugada al técnico rojiblanco, que en el minuto dos vio cómo Toni Pérez lograba el primer tanto local.
El Liceo estaba muy enchufado y dispuesto a sentenciar cuanto antes. Pau Bargalló, gracias a una asistencia de su hermano Jordi, situaba el 2-0 en el minuto cuatro.
Y prácticamente después de sacar de centro, el Cerceda vio cómo le caía el tercero. Josep Lamas sigue consiguiendo sus golitos (3-0). A partir de ese momento, los visitantes sí intentaron reaccionar. Tanto Jacobo Mantiñán como Pablo Fernández estuvieron muy activos, pero no pudieron superar a un Malián que paró todo lo que se le vino encima. Eso sí, precisamente una pérdida de bola de Pablo Fernández fue bien aprovechada por Nacevich para lograr el 4-0 en el minuto 19.

cambios
Los últimos minutos de la primera parte se caracterizaron por las rotaciones. Jugadores como César Carballeira, en el Liceo, o Artacho y Candamio, en el Cerceda, gozaron de minutos. El partido se tranquilizó y con el 4-0 se llegó al descanso.
Tras la reanudación, volvieron los titulares a las filas del Liceo y, con ello, los problemas para el Cerceda. En solo cinco minutos, el conjunto de Carlos Gil lograba la manita. 5-0 gracias a una jugada culminada por Toni Pérez.
Ambos equipos se iban poco a poco acercando a la décima falta. El primero que tuvo la oportunidad de lanzar a bola parada fue el Cerceda. Pero Pablo Fernández erró ante Malián.
Eso sí, poco después este mismo jugador puso el 5-1, aunque poco le duró la alegría al Cerceda, pues Pau Bargalló no tardó en anotar el 6-1. Y aún el de Sant Sadurní pudo ampliar la diferencia, pero falló la falta directa inmediatamente posterior a la décima infracción del rival.
En el minuto 48, el cuadro visitante cometió un penalti. Jordi Bargalló no desaprovechó su oportunidad para marcar (7-1).
Pero el partido no había acabado. Las protestas del Cerceda por un penalti no señalado provocaron las rojas a Pablo Togores y a un miembro del banquillo rojiblanco. Josep Lamas lanzó la falta directa, falló y los últimos instantes los vivieron los visitantes con solo dos jugadores y el portero sobre la cancha. El Liceo no se ensañó y el partido acabó con 7-1. n

Plácido derbi para un Liceo que pronto sentenció