Los casos se disparan en Galicia y las muertes se elevan a 779

Una trabajadora en una residencia de Os Gozos, en Ourense | Brais Lorenzo
|

Los positivos por coronavirus detectados en las últimas 24 horas en Galicia se dispararon a 413, una cifra que se sitúa en niveles de finales de marzo. 

Más de la mitad de las infecciones diarias, unas 235, se registran en el área sanitaria de Ourense, que marca récord histórico debido a los dos nuevos brotes en dos residencias de la provincia, con más de 150 casos.

Según el parte de ayer de la Consellería de Sanidade, con datos a última hora del jueves, los casos activos de Covid-19 se sitúan en 4.264 en total, 181 más que hace un día.

En cuanto a los curados, son ya 21.106, lo que significa que a lo largo de la última jornada se dieron 246 altas, según Sanidade. 

Asimismo, Sanidade informa de que hasta el momento se realizaron 537.192 pruebas frente a las 531.410 del parte anterior, lo que supone que se realizaron 5.782 PCR en 24 horas. De estas, el 8,2% arrojó resultado positivo, más del doble con respecto a la jornada anterior, cuando fue el 4%.

Desde el inicio de la pandemia, Galicia sumó un total de 26.146 casos de coronavirus.

Por áreas sanitarias, la de Ourense, Verín y O Barco anota 235 nuevos contagios, lo que supone la cifra más alta de toda la pandemia y más de la mitad de los detectados en toda Galicia en las últimas 24 horas. Además, las personas con la enfermedad en la provincia suben a 1.351. Cabe destacar que, en esta área, el porcentaje de positividad de las pruebas realizadas se sitúa ya en el 19,5%.

Asimismo, Galicia sumó ayer 779 muertes con coronavirus desde que comenzó la pandemia. La Consellería de Sanidade informó en la tarde de ayer de tres fallecimientos producidos en las últimas horas, dos de ellos relacionados con residencias.

En concreto, según han indicado las autoridades sanitarias, dos de los decesos se produjeron en el área sanitaria de Ourense, el epicentro de la pandemia en la Comunidad: una mujer de 91 años en el Hospital de O Barco de Valdeorras, procedente del geriátrico Los Pinos, en A Rúa; y otra de 62 en el Complexo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO).

Además, murió una tercera mujer en A Coruña. Con ellas, el número de fallecidos por Covid-19 desde el comienzo de la “nueva normalidad” ascendió a 158 en Galicia. La primera muerte de este periodo fue la de una mujer el 7 de agosto. Antes de eso, la Comunidad gallega había encadenado casi dos meses (desde el 10 de junio) sin decesos relacionados con el coronavirus.  

Aumentan los hospitalizados
Los pacientes con Covid-19 hospitalizados en Galicia aumentaron a 225, lo que implica tres más que este jueves, de los que 38 se encuentran ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), mientras 4.039 permanecen en seguimiento en su domicilio.

Mientras, las residencias de mayores de Galicia registran 417 usuarios y 123 trabajadores contagiados de Covid-19, tras sumar 23 empleados y tres mayores el brote de Os Gozos en O Pereiro de Aguiar (Ourense).

Además de estas las residencias con brotes en la provincia de Ourense, la Residencia DomusVi Lugo de Outeiro de Rei cuenta con 130 usuarios contagiados; la Nosa Señora do Viso de Lobeira tiene 46; la de O Incio, 42; Santa Marta de Vigo, 13; Las Salinas de Ourense, 11; Residencia Ballesol de Oleiros, 6; Torrente Ballester de A Coruña, cinco; DomusVi Coruña de Oleiros, dos; y cuentan con uno la Residencia Arteixo, la Nosa Señora dos Milagres de Barbadás y Virgen Blanca de Ourense.

En cuanto a los centros de atención a personas con discapacidad en la Comunidad gallega continúa únicamente un usuario con Covid-19 y 10 trabajadores con positivo, cinco menos que este jueves.

Los casos se disparan en Galicia y las muertes se elevan a 779