El Ayuntamiento retrasa la mejora anunciada para el entorno del Chuac

Las calles sin aceras, donde los peatones comparten la calzada con el tráfico rodado, son comunes en esta zona de Eirís | pedro puig
|

Una de las principales tareas pendientes del Ayuntamiento en lo que se refiere al Complejo Hospitalario Universitario es mejorar sus accesos. Se trata de una demanda recurrente por parte de la ciudadanía, que a menudo la plantea en los encuentros que mantiene la Corporación mensualmente en cada barrio. El concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, prometió que se comenzarían a tomar medidas el primer trimestre de este año. Pero el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, reconoció que no se plantean ninguna medida para aliviar una situación que se prolonga desde hace décadas, por lo menos este año. Algunas fuentes municipales apuntan a que se plantearía para un hipotético segundo mandato.
Actualmente, en el urbanismo de las calles situadas detrás del complejo predomina la circulación por vías estrechas, antiguos carriles que recorren conductores despistados que salen del Chuac tratando de llegar a las vías principales. Para imponer orden y racionalizar el tráfico, Grandío anunciaba la peatonalización de varias de las calles de la zona alta de Eirís.
El Ayuntamiento ya había presentado a mediados del año pasado a la asociación de vecinos Uxío Carré de Eirís la propuesta que, a juicio de Grandío, servirá para mitigar “as carencias e o sufrimento” de los vecinos. Según el responsable de Movilidad, en el urbanismo del entorno del Chuac nunca se tomó en consideración que es un equipamiento que atrae gran cantidad de tráfico. Los vecinos llevan tiempo quejándose del problema que les supone la falta de buenos accesos en un lugar alejado donde usan el vehículo privado para desplazarse.
La solución que planteaba Grandío era reordenar el tráfico en la zona de Curramontes, Castaño de Eirís, Mirador de Eirís y, en general, toda la zona alta del barrio. Solo se podría circular por las calles con espacio suficiente para tener acera que garantice la seguridad de los peatones. Por ejemplo, la calle de Curramontes, que recorre gran parte del barrio.
Sin planes
Por ahora, nada de esto se va a concretar. Eso sí, Varela reconoció, como ya hizo en su día su homólogo de Movilidad Sostenible, el problema de circulación que existe en la zona, que achacó a la falta de previsión de sus predecesores en el Gobierno local: “Non houbo un plan director ou, polo menos, un documento que estudara a accesibilidade peatonal e rodada ao centro”.
Según Varela, el Ayuntamiento no se está cruzando de brazos, sino que está estudiando todas las posibilidades para mejorar el tráfico en el complejo, de manera que las futuras mejoras no se limiten a la seguridad peatonal, o a racionalizar la peatonalización y, sobre todo, tratar de introducir la movilidad sostenible. Es decir, cualquier medio de transporte que no sea en vehículo privado, y sobre todo el peatonal o en bicicleta.
De momento, se está estudiando la posibilidad de que se pueda llegar fácilmente al Chuac montado en bicicleta eléctrica (uno de los proyectos municipales para potenciar la circulación a pedales, comprar más bicicletas eléctricas con fondos europeos) para visitar un enfermo o que haya recorridos más cómodos o eficientes para el bus. Solo que esos planes se mueven a un ritmo más lento del previsto. l

El Ayuntamiento retrasa la mejora anunciada para el entorno del Chuac