El Puerto confía en que el muelle de Repsol también esté liberado en 2015

|

El Ideal Gallego-2011-07-14-007-242bdfc7c.r. > a coruña
  El presidente de la Autoridad Portuaria siempre ha apostado por iniciar el proceso de liberalización de aquellos muelles que ya no tienen mucha actividad portuaria como Batería y Calvo Sotelo, pero ahora también pone fecha para el de San Diego, 2015. Enrique Losada confía en que en el mismo año en que está previsto que Repsol comience a operar en Langosteira también se pueda desafectar la dársena en donde ahora está instalada y venderla para reordenar la fachada marítima. Ello, a pesar de que la compañía de hidrocarburos deberá funcionar durante un tiempo en los dos puertos a la vez.
El responsable explica que la empresa no puede interrumpir sus servicios y de ahí que vaya a operar “en paralelo en ambos muelles”. “Hasta que esté garantizado el nuevo puerto, lógicamente no vamos a concluir las operaciones en el puerto interior”, admite Losada. Las primeras operaciones de Repsol en Langosteira llegarán en 2015 y el ente cree que se podría completar el traslado y liberar las instalaciones de la ciudad en el mismo ejercicio. “En 2015 podrían estar liberados”, apostilla el dirigente.
Así mismo, el presidente admite que las posiciones de la Autoridad Portuaria y de la refinería para iniciar estos movimientos no coinciden. “Repsol tiene una postura de salida que no es la nuestra”, declara Losada, que lo considera normal: “El comprador nunca tiene la posición del que vende, pero nos vamos a entender sí o sí”, concluye.

Ferrocarril > Para cumplir los plazos marcados y ejecutar el traslado de las diferentes industrias a Langosteira, el portavoz considera imprescindible la llegada del ferrocarril, todavía en fase de estudio informativo. El Puerto descarta ya que llegue antes de 2015, pero exige que se garantice para ese año, para permitir la plena operatividad de la dársena exterior: “Sobre todo de graneles sólidos y también algunos líquidos como el biodiesel”.
Por el contrario, Losada no considera que el bloqueo en las obras del polígono de Morás pueda afectar al nuevo muelle. “No creo que tenga ninguna incidencia, es una paralización momentánea”, afirma, y confía en que se llegará a un acuerdo para retomar la construcción. Lo importante para Losada es que este proyecto pondrá en el mercado 1,5 millones de metros cuadrados de suelo industrial, muy próximos al Puerto Exterior, que se unen también a otros entornos industriales como el polígono de Bértoa, en Carballo.

Promoción >
Con el objetivo de vender las instalaciones de Langosteira, el presidente de la Autoridad Portuaria firmó ayer un acuerdo con el conselleiro de Industria, Javier Guerra, por el que la Xunta, a través del Igape, financiará el 50% de las actividades de promoción de este año –con posibilidad de prorrogarlo– como ferias o viajes comerciales. El techo de la subvención es de 60.000 euros, por lo que la inversión total será de 120.000 euros, aunque en la comparecencia pública, Losada solicitó al conselleiro un incremento de la partida para 2012. El presidente admitió que es la primera vez que se firma un acuerdo de este tipo, y lo tilda de un “hito” en el ámbito de la “colaboración”.
El objetivo de esta iniciativa es captar clientes internacionales para el nuevo muelle, especialmente en el mundo de los hidrocarburos para cubrir la otra terminal petrolera que existirá en Langosteira, además de la de Repsol. La Autoridad Portuaria ya ha iniciado una estrategia comercial hace meses y se ha puesto en contacto con los puertos de Hamburgo, Rotterdam y Ginebra, entre otros. El acuerdo permitirá también realizar un estudio de mercado para captar tráficos hortofrutícolas de Centroamérica.
Guerra compromete además  “una atención especializada” para posibles clientes e inversores que traigan un proyecto beneficioso para Langosteira. “Queremos contribuir al desarrollo del puerto de Coruña”, declaró el conselleiro, porque lo considera un “motor económico y de empleo”. Se calcula que a medio plazo se crearán 10.000 puestos de trabajo.

El Puerto confía en que el muelle de Repsol también esté liberado en 2015