Los Presupuestos se abren paso gracias a los socios del Gobierno y Cs

La ministra de Hacienda recibe las felicitaciones de los diputados socialistas tras el rechazo a las enmiendas a la totalidad | chema moya (efe)
|

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021 se abre camino en el Congreso gracias al apoyo de los socios habituales del Gobierno, a los que en esta ocasión se sumó Ciudadanos, que al rechazar las siete enmiendas a la totalidad permiten avanzar en la tramitación presupuestaria.

Esta tramitación pasa por una negociación de enmiendas parciales que se presenta compleja ante los vetos cruzados de ERC y Ciudadanos, que rechazan apoyar unas cuentas respaldadas por el otro al considerar que defienden políticas incompatibles, y el apoyo de EH Bildu a las cuentas, que algunos grupos ven con suspicacia.

Tras dos días de debate, el Pleno del Congreso rechazó en una votación conjunta las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP, Vox, JxCat, CC, Foro Asturias, el BNG y la CUP por 198 votos en contra, 150 a favor y ninguna abstención.

 

Insistir en el diálogo

Durante todo el debate la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, pidió apoyo mayoritario para salvar unas cuentas que se producen en un momento excepcional de pandemia y apeló insistentemente al diálogo tanto a ERC como a Cs, con el fin de que rechacen los vetos que se ponen mutuamente.

Mientras tanto, después de que el miércoles el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, anunciara el apoyo al Presupuesto, ayer su portavoz parlamentario, Oskar Matute, lo confirmó porque importa más “el qué”, el contenido de las cuentas, que “el con quién”, los partidos que las apoyan.

Matute criticó la “tibieza” de las cuentas, pero se mostró confiado en que serán “el primer paso” para avanzar en la reversión “del modelo neoliberal” de recortes, con una mayor apuesta por el gasto social y un sistema tributario más redistributivo.

Por último, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, recordó al PP que los apoyos de Bildu y ERC provienen de partidos “que cuentan con toda la legitimidad” democrática.

Un punto que no comparten con ella gran parte de los dirigentes autonómicos del PSOE que criticaron ayer la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con partidos como Bildu o ERC y pidieron que se exploren vías con aliados “más tranquilizadores” como puede ser Ciudadanos.

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, fue uno de los primeros en reaccionar a través de Twitter a este posible apoyo de Bildu a las cuentas públicas del Gobierno central. “Ver a Otegi siendo clave para decidir los PGE, del Estado que combatió desde un grupo terrorista, me produce una sensación muy dolorosa. Por un lado de fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes”, señaló.

El apoyo del partido de Arnaldo Otegi también provocó malestar en la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, que señaló que ella no comparte “nada” con Bildu ni con Otegi.

“Lo único que espero es que pida perdón a los españoles, que es lo que todavía no ha hecho, en democracia”, sostuvo.

También el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, censuró la opción independentista. En términos parecidos se expresó el dirigente de Asturias, Adrián Barbón, que reconoció que le gustaría que el Ejecutivo de Sánchez “no tuviera que llegar a multipactos”.

Los Presupuestos se abren paso gracias a los socios del Gobierno y Cs