Villanueva condiciona las actuaciones policiales sobre las monjas a lo que diga el juzgado

26/01/2016 Fotos Convento. El Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago, que trata de determinar la posible retención de tres monjas originarias de la India en el convento de clausura de las Mercedarias de Santiago, investiga tambi
|

El delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, manifestó que las actuaciones que adoptará la Policía en relación a la supuesta retención de tres monjas de origen indio en un convento de clausura de Santiago “dependen ya” de lo que determine el juzgado.
A preguntas de los periodistas, recordó que la Policía actuó en función de lo que ordenó el juzgado, al tiempo que señaló que la actuación tuvo su origen en una denuncia a través de “una página web”.
En estos momentos, el juzgado de instrucción número tres de Santiago, el mismo que llevó el accidente de Angrois, asumió la investigación. En un primer momento, correspondió al número uno, tras recibir una denuncia que informaba de que varias monjas de origen indio estaban retenidas en un convento de clausura de Santiago.
Mientras, la Comunidad de Madres Mercedarias Descalzas de Santiago mostraron su “perplejidad, dolor y consternación” ante la “denuncia”.
En una carta remitida a los medios de comunicación ayer, explican que el 23 de enero fueron informadas, a través de un requerimiento judicial, de que cinco de ellas “debían prestar declaración en los Juzgados de Santiago por una denuncia de detención ilegal”.
Todo ello, destacaron, “sin que, en ningún momento, previamente la Orden hubiese recibido información de denuncia alguna sobre presuntos comportamientos delictivos en sus 300 años de existencia, ni por parte de organismo judicial ni de persona particular”.
Asimismo, en el texto señalan que, actualmente, “tras los últimos acontecimientos”, forman la comunidad siete hermanas de España, India y México. “Es una pequeña comunidad universal, llena de alegría y variedad cultural”, aseguran antes de destacar que todo allí “gira en torno a la búsqueda de Dios”.
Además, recordaron que “hace más de 15 años” quisieron “facilitar el desarrollo de la vida contemplativa” a distintas jóvenes extranjeras de Kerala (India) y de México.

Villanueva condiciona las actuaciones policiales sobre las monjas a lo que diga el juzgado