Negreira anuncia una normativa de bolardos y la supresión del carril bus antes del 30 de diciembre

|

El Ideal Gallego-2011-07-01-002-e1edb42b

Ya lo había dicho durante la campaña y ayer volvió a repetir su compromiso. “Quiero que sea un mandato municipal que se defina por una apuesta decidida por el comercio de toda la vida”, aseguró el alcalde, Carlos Negreira. Con el fin de potenciar lo que define como “la principal fuente de empleo de la ciudad”, el regidor mantuvo ayer una primera reunión con la Federación Provincial de Comercio y representantes de diferentes asociaciones del sector. La idea era consensuar las medidas que se llevarán a cabo para impulsar el comercio de barrio, como el diseño de una normativa específica de bolardos, la eliminación del carril bus, la creación de aparcamientos disuasorios o la reorganización del tráfico.

p. g. l. > a coruña


  El alcalde, Carlos Negreira, se fijó como uno de los objetivos de su mandato la recuperación del comercio tradicional. Y ayer puso en marcha su proyecto. Lo hizo durante una reunión en el palacio municipal con la concejala de Empleo y Empresa, María Luisa Cid, el presidente de la Federación Provincial de Comercio, Miguel Agromayor, y representantes de las quince asociaciones comerciales de la ciudad. El encuentro tenía un propósito: consensuar con los comerciantes las medidas que el Ayuntamiento llevará a cabo a partir de ahora para que, tal y como indicó Negreira, el comercio “de toda la vida” pueda competir en igual de condiciones con las grandes superficies comerciales.
Aunque la de ayer fue una primera toma de contacto, Negreira adelantó alguna de las iniciativas que pondrá en marcha, y que ya cuentan con el visto bueno del sector. Destaca el anuncio de creación de una normativa de bolardos, en la que se aclare y se defina dónde se pueden instalar los pivotes. El Ayuntamiento también le “dará una vuelta” a las zonas de carga y descarga, tanto para incrementarlas en aquellas calles en las que haya un déficit o mejorar las ya existentes.
Otra de las medidas que acordó el regidor con los comerciantes fue la eliminación del carril bus de las calles de Federico Tapia, San Andrés y San Juan. Según Negreira, desaparecerá antes del 30 de diciembre de este año. La intención del Ayuntamiento es realizar un estudio para ver su posible implantación en vías más anchas. “Sí estamos a favor del carril bus, pero no donde se puso”, destacó el alcalde, que considera que su implantación por parte del anterior gobierno local contribuyó a agravar los efectos de la crisis entre los comerciantes de las calles afectadas.
La decisión de habilitar un nuevo carril bus en otra parte de la ciudad se adoptará una vez esté listo el plan de movilidad. Según Negreira, pese a que “la mitad del bipartito decía que había uno, ahora sabemos que no existe”. En principio, será la misma empresa que había contratado el gobierno de Javier Losada para su ejecución la que se encargue de la conclusión del plan de movilidad. “Vamos a tomar conocimiento normal de la situación, y exigiremos un buen plan”, apuntó Negreira.

Atraer personas > Tanto el alcalde como Agromayor coincidieron ayer a la hora de insistir en que la recuperación del comercio local pasa por la llegada de más personas a la ciudad. Para ello, el gobierno local reorganizará el tráfico, con el fin de facilitar la movilidad, y creará aparcamientos disuasorios y nuevos párkings. También mejorará la señalética, ya que, según el regidor, “es una asignatura pendiente que nunca se había abordado”.
Durante la reunión, Negreira prometió no ejecutar ninguna obra “de cierta relevancia” sin antes consensuarla con vecinos y comerciantes. Además, se comprometió a garantizar la seguridad de los establecimientos con la creación de la Policía de Barrio. Tal y como recordó, la intención del Ayuntamiento es presentar este año una propuesta de calendario para su implantación en la ciudad.


Negreira anuncia una normativa de bolardos y la supresión del carril bus antes del 30 de diciembre