El 092 afirma que la mejora en el pago de la ORA fuerza a los vehículos a rotar

|

Ya hace mucho tiempo que los conductores que visitan el centro de la ciudad se han resignado a abonar el estacionamiento en zona azul. Atrás quedaron los tiempos de la impunidad, donde poner el ticket se consideraba opcional. Según fuentes municipales, hasta finales de 2016 no se puso ninguna multa por ese motivo, pero desde la llegada de la concesionaria, Setex Aparki y el pliego de condiciones redactado durante el Gobierno del PP, todo haya cambiado, y al obligar a los usuarios a pagar el ticket se está consiguiendo por primera vez que exista una verdadera rotación de vehículos en el centro. 
En el centro, la oferta de espacio para aparcar es siempre inferior a la demanda, así que al idea e la ORA es que los conductores mantengan aparcados sus vehículos el tiempo imprescindible para hacer sus gestiones y marcharse. Por eso el máximo de tiempo teórico para mantenerse estacionado en la zona azul es de dos horas. Ese límite sigue siendo todavía teórico (un coche puede permanecer tanto tiempo como quiera mientras pague) aunque de vez en cuando la Policía Local multe por exceder el tiempo máximo permitido (el año pasado solo se tramitó una).  
Menos “ventosas” 
“Ahora ya no hay vehículos ventosa”, asegura un agente. Con ese término se refieren a los coches que permanecen estacionados de forma indefinida en la zona ORA, algo que era muy común hace hace dos años, cuando pocos  (“los que venían de fuera”) pagaban el estacionamiento, sin que importaran las multas de los controladores en el parabrisas. 
“Que no cuenten milongas: antes podían meter quince multas y nos llamaban los de la ORA para que fuéramos. Nos enviaban un FAX, o un correo electrónico, y nos pasábamos por allí”, comenta un policía. 
Los datos avalan un descenso muy pronunciado en el número de ocasiones en las que al grúa ha tenido que pasarse a retirar un vehículo reincidente: en 2014 eran 509, y en 2015 ya se redujo a casi la mitad (295) pero en 2016 fueron 47 y el año pasado la cifra de vehículos que acabaron en el depósito municipal por este motivo ya solo fue de 27. Las multas siguen una tendencia similar. En 2015 se impusieron 1.100 por estacionar en la zona ORA, pero pocos de ellas llegaron a tramitarse, según admiten los propios agentes. 
En cambio, las mismas fuentes aseguran que las más de 50 multas impuestas el año pasado se tramitaron todas. La disciplina vial ha permitido desatascar la zona azul y ha convertido al rotación de vehículos en algo más que una teoría. Sin embargo, todavía no es tan efectiva como sería deseable porque no se ha puesto en marcha el sistema de rotación forzada, que figura en el pliego la concesión, y que impediría que el usuario pueda renovar el ticket más allá del límite de dos horas. Una medida que, por el momento, no se va a adoptar. l

El 092 afirma que la mejora en el pago de la ORA fuerza a los vehículos a rotar