El Ayuntamiento no separará el núcleo de Elviña del proyecto del Ofimático

Los afectados se concentraron ante la sede de la Concejalía de Urbanismo antes de su reunión | quintana
|

Los 14 vecinos de Elviña expropiados por la construcción del Parque Ofimático se reunieron ayer con el concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, así como con varios responsables del área para tratar de hallar una solución a su problema, que es que fueron convertidos en promotores en contra de su voluntad y que deben pagar unas cuotas de urbanización tan altas que les están arruinando económicamente. Según el Ayuntamiento, Villoslada solo se comprometió a tratar los pagos de las cuotas: analizar de forma pormenorizada cada caso para buscar algún tipo de acuerdo legal o forma que de que hagan el pago, dado que la deuda supera en muchos casos los 60.000 euros. Tampoco se va a separar el núcleo del San Vicente de Elviña del proyecto del Ofimático, porque paralizaría las obras tres años, lo que el Gobierno local considera “inasumible”.  

No era lo que esperaban escuchar los vecinos, que llevan muchos años de lucha. Lo que quieren es que se les permita pagar  las cuotas de urbanización con el terreno que se les concedió para construir en el Parque Ofimático. “Como prevé la ley”, señala uno de ellos. Y, en el caso de los vecinos del margen derecho en dirección salida, en el núcleo de San Vicente de Elviña, lo que quieren es precisamente la desafectación. Es decir, separarlo del proyecto del Ofimático para que no pueda verse alterado por la construcción progresiva.

 

Consecuencias

No es que el Ayuntamiento tenga previsto que se construya en el núcleo de San Vicente, pero alterar el proyecto podría tener graves (y costosas) consecuencias legales para el municipio, así que por el momento la zona conservará su aspecto. Para algunos ya es tarde, como para Álvaro Corral, que tuvo que abandonar la casa familiar, en un margen de Alfonso Molina, en noviembre de 2014. “Leváronme á ruina”, señaló ayer frente a la sede de Urbanismo.

Corral, como casi todos los vecinos, no pueden pagar las cuotas que les llegan, cada una de unos 28.000 euros, y las explicaciones de Villoslada no han servido para tranquilizarles en absoluto. “Lo mismo que ya hemos oído de todos los partidos anteriores”, se quejó Fernando Piñeiro que señaló que fue durante otra etapa del Gobierno socialista cuando se gestó este problema: “Tenemos la esperanza de que este sea un PSOE distinto”.

El Ayuntamiento no separará el núcleo de Elviña del proyecto del Ofimático