Reválida a domicilio

|

A pesar de que ante la UD Las Palmas tendrán, en palabras de Bernardo Tapia, el ‘primer test verdaderamente importante’, a los coruñeses les está costando casi siempre encontrar su mejor versión a domicilio.
Una asignatura pendiente, que no conviene seguir suspendido o aprobando de forma raspada, pues a nadie le gustaría tener deberes de cara a las vacaciones de Navidad. El viaje más reciente, al Nuevo Arcángel, se saldó con un empate en el que, expulsiones al margen, el Deportivo no tuvo la posesión ni el control del partido y sufrió sin balón.
Tras resarcirse ganando de forma cómoda al Reus en su campo, los herculinos esperan ahora haber aprendido de los errores pasados y mostrar una mejor imagen en casa del conjunto canario.

Un duro anfitrión
El equipo que entrena Manolo Jiménez, al igual que les ocurre a los coruñeses en su campo, no conoce la derrota. Cuatro triunfos (Reus, Nàstic de Tarragona, Málaga y Numancia), dos empates (Albacete y Alcorcón) y once goles a favor por uno solo en contra son las credenciales de los canarios.
El Deportivo, consciente de que no solo vale con sumar en casa y que fuera tiene que dar un paso adelante, podría presentar hasta tres cambios con respecto al encuentro ante el Reus. Lo que está claro es que Dani Giménez seguirá en la portería. El gallego ha espantado los fantasmas que en el pasado merodeaban el arco blanquiazul. En la defensa puede comenzar el baile de piezas, con la posible vuelta de Pablo Marí, que cumplió ante el Reus su partido de sanción y de Saúl García, que cedió el carril izquierdo a Diego Caballo.

Varios ex de la UD
Mientras, en el derecho, un viejo conocido de la afición ‘pío-pío’, David Simón, uno de los indiscutibles para Natxo González. Se mantienen las mismas piezas en el rombo, con Álex Bergantiños pegado a la defensa y cortando el juego rival, Edu Expósito por la derecha y otro ex de las Palmas, Vicente Gómez, en la izquierda. Como enganche, Carles Gil entraría en sustitución de Pedro Sánchez, a pesar de que este cuajó una buena actuación ante el Reus, con gol incluido. Arriba la dupla atacante formada por Quique González y Carlos Fernández, de las más temidas y eficientes de la categoría.
El delantero de Valladolid es el máximo realizador de los blanquiazules, con siete dianas en su casillero, mientras que el ‘nueve’ hispalense lleva cinco, la última de ellas la pasada semana.
Una buena réplica para el ataque canario, con el ex del Depor Rubén Castro, que también lleva siete tantos, mientras que cuatro atesora Rafa Mir. Un Deportivo que, junto al Granada, es el equipo más goleador de Segunda, y después de Málaga y Alcorcón, el que menos ha encajado (únicamente ocho).
Una lucha de poder a poder entre dos de los recién descendidos, que no levantaron cabeza el año pasado, pero que este curso avanzan con paso firme y confirman partido a partido su candidatura al ascenso.
El Deportivo tiene esta noche un importante test que superar ante un rival de entidad. Una reválida a aprobar para dar un golpe sobre la mesa y colmar de moral al equipo. l

Reválida a domicilio