Adiós al artífice del ascenso, que no acaba de cuajar en Primera

oltra, junto a bello, en su llegada a a coruña el 31 de mayo de 2011 ac

 Los resultados son el único aval de un técnico y, en este sentido, una serie de marcadores desfavorables en Primera División, con el equipo colista, han desencadenado en la destitución del entrenador deportivista, José Luis Oltra.

El preparador de Catarroja pasará a la historia por haber conquistado el ascenso a Primera División al primer intento.

Fichado en verano de 2011 para devolver al club herculino a la élite nacional, el joven técnico fue el elegido por Augusto César Lendoiro para una empresa complicada.

Oltra ya había paladeado las mieles del ascenso en el Tenerife, al que guió hasta Primera, aunque no fue capaz de sostenerlo en esta categoría; lo mismo le sucedió en la campaña anterior a su desembarco en Riazor, donde fue cesado en el Almería.

Aunque le costó engrasar la maquinaria de un equipo potente, confeccionado para ser el máximo candidato a comandar la tabla, el estratega valenciano firmó unos números espectaculares, en especial en la parcela ofensiva.

En sus 42 encuentros al frente del club de la Plaza de Pontevedra en la Liga Adelante, José Luis Oltra firmó un balance global de 29 victorias, cuatro igualadas y nueve derrotas, obteniendo el billete a la gloria de Primera con una jornada de antelación a la conclusión del ejercicio 2011-12.

El equipo hizo alarde de un estilo muy ofensivo, encajando numerosos goles, 45, pero registrando la friolera de 76.

El Deportivo de La Coruña regresaba a lo más alto y el presidente Augusto César Lendoiro redoblaba su confianza en un míster que, de la mano del Consejo de Administración, trató de confeccionar un bloque competitivo en la ‘Liga de las Estrellas’.

Sin embargo, la Primera División ha vuelto a ser un escollo insalvable para el máximo responsable del banquillo deportivista en la 2012-13.

A pesar de un esperanzador inicio de ejercicio doblegando a Osasuna (2-0) en el estadio de Riazor, el RC Deportivo no ha sido capaz de mantener una línea de regularidad y, de hecho, ha finalizado el año 2012 como colista, con sólo doce puntos en 17 encuentros transcurridos.

Vituperado por la sangría de goles encajados, 39, el cuadro coruñés ha sido foco de las críticas por no haber sabido encontrar la estabilidad necesaria para competir con los más grandes.

Goleadas en contra como el 5-3 en Zaragoza o el 6-0 del Vicente Calderón, así como la sensación de impotencia en los últimos compromisos antes del parón navideño frente a Valladolid (0-0) y Espanyol (2-0) han acelerado una decisión que el Consejo de Administración ha mascado muchas semanas.

La grada coruñesa, siempre distinguida por su paciencia y sangre fría en momentos comprometidos, dictó sentencia tras el revés ante el Valladolid, con una sonora pitada tributada a jugadores y cuerpo técnico.

No en vano, en una encuesta realizada por dxt el pasado viernes, más del noventa por ciento de los aficionados se mostraron partidarios de un cambio de inquilino en el timón del equipo, habida cuenta de su nula capacidad de reacción esbozada en los últimos tiempos.

Así pues, el héroe del último ascenso deportivista ya es historia en el RC Deportivo; un hombre que no acabó de calar entre la hinchada coruñesa ni en los medios de comunicación se marcha como el noveno entrenador de Augusto César Lendoiro.

Las estadísticas de José Luis Oltra en Primera no han alcanzado ni mucho menos la excelencia; no en vano, este preparador ha tenido el privilegio de alcanzar los 77 encuentros en la máxima categoría del fútbol español, con unos resultados discretos, de 15 triunfos, 22 empates y 40 derrotas. Su estilo atrevido no acaba de funcionar.

 

hoy se despedirá

José Luis Oltra dirá adiós esta misma mañana a los jugadores del club en el primer entrenamiento del equipo tras las vacaciones navideñas.

Ya en la Ciudad Deportiva de Abegondo, el ya exentrenador blanquiazul aprovechará para ofrecer una rueda de prensa para los medios de comunicación locales, antes de emprender el viaje de regreso a casa.

Adiós al artífice del ascenso, que no acaba de cuajar en Primera

Te puede interesar