Europa apura nuevas restricciones para frenar la segunda ola del coronavirus

Varias personas disfrutan de una terraza en una zona comercial de Mlilán | efe
|

La restricción de movimientos va en aumento en toda Europa, donde también van al alza los casos de coronavirus: en Italia se establece un toque de queda nacional y la Cámara de los Comunes aprueba el confinamiento en todo el territorio de Inglaterra.

Tras dos meses de incremento constante de las infecciones hasta convertirse en el país de Europa más afectado por el Covid-19, Bélgica ve por fin reducirse el número de nuevos contagios a medida que se va notando el efecto de las progresivas restricciones impuestas para frenar la expansión del coronavirus.

Pese a que la incidencia acumulada en Bélgica sigue siendo la más alta de Europa, con 1.775 nuevos casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, la media semanal de personas con Sars-CoV-2 retrocede un 4%, marcando el primer descenso de esta segunda oleada de Covid-19

La tendencia parece confirmar la mejoría en los datos observados en las últimas fechas, en las que se notaba ya el efecto del toque de queda y el cierre de hostelería, ocio, cultura, deporte, así como la obligación de teletrabajar, restricciones que se han ido aplicando progresivamente en las últimas semanas. Desde ayer, también paralizaron su actividad los comercios no esenciales, medida cuyo impacto sobre la situación epidemiológica se espera empiece a notarse a finales de la próxima semana.

Por su parte, Alemania registró en las últimas horas 17.214 nuevos casos de Covid-19 y 151 muertes, informó ayer el Instituto Robert Koch, el centro epidemiológico de referencia. 

Se trata del cuarto día consecutivo en el que la cifra de nuevos contagios diarios se mantiene por debajo del máximo del pasado sábado (19.059) y la mayor cifra de muertos con o por Covid-19 desde el 6 de mayo.

El Gobierno nacional y los estados federados acordaron una batería de restricciones a la vida social y la actividad económica durante el mes de noviembre para atajar el repunte de la pandemia en el país. Bares, restaurantes, museos, cines, teatros, piscinas, prostíbulos y gimnasios deben permanecer cerrados este mes; mientras se mantienen abiertos comercios y colegios.

Repunte
Rusia registró ayer un récord de positivos por coronavirus y de fallecimientos por Covid-19 en un solo día, según los datos ofrecidos por la autoridades sanitarias del país. En las últimas 24 horas se detectaron 19.768 contagios y 389 decesos por covid-19, la mayores cifras diarias desde el comienzo de la pandemia. Con este nuevo máximo diario de muertes, Rusia acumula ya 29.211 decesos por coronavirus.
Pese al gran repunte de la epidemia en las últimas semanas, en las que se han triplicado los contagios diarios, las autoridades de Rusia han descartado la adopción de medidas drásticas como el confinamiento, toques de queda o la paralización de sectores económicos. Sí es obligatorio el uso de mascarillas en lugares públicos.

Parlamento británico
El Parlamento británico aprobó ayer con holgura las medidas de confinamiento en Inglaterra dispuestas por el Gobierno para tratar de frenar la segunda ola del coronavirus; restricciones que entrarán en vigor a partir de la medianoche y durarán al menos hasta el 2 de diciembre. 

A pesar de que un grupo de diputados conservadores rebeldes se manifestó en contra del confinamiento por sus consecuencias económicas, el primer ministro, Boris Johnson, hizo valer tanto su amplia mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes como el respaldo de la oposición laborista para ganar la votación de ayer por 516 apoyos contra 38. 

El Reino Unido registró el martes otras 397 muertes por Covid-19 y 20.018 nuevos contagios, de acuerdo con las últimas cifras oficiales divulgadas por el Gobierno. 

Por último, Milán, la capital económica italiana y una de las ciudades más golpeadas del país por esta segunda ola de coronavirus, ya tiene un nuevo “Hotel Covid” para que pasen allí la cuarentena personas positivas asintomáticas que no pueden hacerlo en sus domicilios. 

Con la pandemia desbocada una vez más en Lombardía (norte), que acumula más de 100.000 casos de los más de 700.000 de toda Italia, los expertos hablan de una situación “crítica” especialmente en Milán, donde el virus circula “descontrolado”, hasta el punto de que los propios médicos de la región han pedido que se confine a toda la ciudad.

Europa apura nuevas restricciones para frenar la segunda ola del coronavirus