En libertad un hombre que fue detenido 12 veces en tres años por conducir sin carné

|

  m. pérez > a coruña

  La última vez que la Policía apresó al acusado fue el pasado viernes cerca de Caión, en A Laracha. Aquel 6 de mayo alguien denunció que una furgoneta había entrado en una propiedad privada para llevarse una chatarra que se encontraba tirada delante de una casa. Los ocupantes no irrumpieron por la fuerza en el terreno y, al ver que no se podía pasar, dieron la vuelta. Pero las autoridades los pararon poco después. Otra vez sin carné y ya van 12.
Así, tras siete condenas firmes desde 2008, el imputado, que ayer por la mañana dirimía la cuestión con su abogado –Diego Reboredo, del despacho de José Ramón Sierra– en la calle Capitán Juan Varela, volvió a los juzgados.La Fiscalía solicita que pase nueve años en prisión, debido a su reincidencia, pero de momento está en libertad provisionalmente porque, según explica el letrado “no se observa que exista ningún riesgo de fuga”, debido al arraigo que le une al lugar donde vive.

Estudiando > El procesado explicaba ayer que en la actualidad se está sacando el carné y que de su trabajo diario recogiendo chatarra con el vehículo depende el pan de sus hijos. Pero como no sabe leer ni escribir le cuesta superar el examen. Por el momento, según mantiene, hace un mes que tiene un chófer que lo lleva de un sitio a otro, mientras no obtiene la licencia, para no tener que lamentar más problemas como el de la pasada semana. La novedad en esta ocasión con respecto a las anteriores es que también se acusa a su esposa por cooperación necesaria en el delito. Resulta que la mujer es la dueña legítima del vehículo que se emplea para el negocio familiar. La acusación pública solicita que ella abone una multa de 18 meses, una pena que en las 11 ocasiones anteriores no había contemplado el fiscal.
No es la primera vez que se da un caso similar, pero nunca tan extremo. Se recuerda el de un hombre que el pasado marzo explicó sus motivos para pilotar sin permiso a la jueza del penal 4. En aquella ocasión cogió el coche – según declaró– para llevar a su hijo de pocos meses al hospital.
Fue detenido por una patrulla policial cuando circulaba por las inmediaciones del asentamiento chabolista de Penamoa, y procesado por una infracción por la que le pedían nueve meses de reclusión. En el vehículo iban, además del piloto, su esposa, su suegra y el niño, que según las palabras del procesado, necesitaba cuidados médicos.
Entonces el hombre manifestó que ni hay paradas de taxis en las inmediaciones de su vivienda ni las ambulancias suelen adentrarse en el poblado.


 

En libertad un hombre que fue detenido 12 veces en tres años por conducir sin carné