La Catedral de Santiago pide 1,7 millones en donaciones para rehabilitar su fachada

Un tuno ante la catedral de Santiago de Compostela, cuya torre sur (d), es decir, la de la derecha mirando la fachada desde la plaza del Obradoiro, tiene una inclinación de unos 40 centímetros. EFE/Archivo
|

La Catedral de Santiago necesita 1,7 millones de euros de donaciones en los próximos dos años para acometer la rehabilitación de su fachada, para lo que ha puesto en marcha un Plan de Mecenazgo que ya ha dado sus primeros frutos, al recaudar 35.000 euros con la modalidad del "crowdfunding".

Según ha puesto de manifiesto hoy en la sede de la Xunta de Galicia en Madrid Francisco Domínguez, administrador general de la catedral, en unos "pocos meses" se han recaudado 35.000 euros con la modalidad del "crowdfunding" o financiación colectiva, aunque en el Plan de Amigos iniciado se lleva "más retraso", al haber logrado, hasta el momento, 2.200 euros aportados por un centenar de amigos.

El Plan de Mecenazgo pretende afrontar las obras necesarias para la restauración y conservación de la catedral compostelana, que en una primera fase acometerá, entre 2013 y 2015, la restauración integral de la fachada del Obradoiro, con un presupuesto de 3,7 millones de euros, 2 de los cuales los aportará el Consorcio de Santiago.

Este Plan está orientado tanto a particulares, a través de un programa de Amigos de la Catedral, como a empresas e instituciones que deseen colaborar en la necesaria restauración del conjunto catedralicio.

Según Francisco Domínguez, la idea es que la Catedral de Santiago pueda tener tantos amigos como el Museo Guggenheim (15.000), y ha precisado que cualquier persona se puede sumar al mismo con una aportación económica a partir de 25 euros, que le hará portador de una tarjeta con la que se podrá beneficiar de accesos gratuitos al museo, visitas culturales, invitación a eventos o desgravaciones fiscales.

No obstante, por este método el templo no espera obtener "grandes aportaciones económicas", sino que la principal colaboración cuenta con que llegue por parte de instituciones y personas jurídicas, empresas, no solo de Galicia, sino del resto de España y también de fuera, al tratarse de un templo muy apreciado en todo el mundo por ser el final de la ruta jacobea.

El Plan director de la catedral, presupuestado en 32 millones de euros, está programado para un plazo de quince años, aunque de momento sus gestores se conforman con ir "paso a paso" y recaudar el dinero suficiente para afrontar las obras de rehabilitación de la fachada de la catedral.

El administrador general de la basílica compostelana ha confiado en que 2014 sea un año "mucho más propicio" y el monumento se vea beneficiado por las "novedades legislativas" que se avecinan, como la aprobación de una Ley de Mecenazgo, así como por una mejoría de la situación económica del país.

Para el canónigo y director de la Fundación catedral de Santiago, Daniel Lorenzo Santos, es hora de que la sociedad civil "se sume al carro" y cada uno colabore a la conservación y mantenimiento del patrimonio histórico "con lo que pueda" y no deje todo en manos de las administraciones públicas.

"La catedral de Santiago es una casa abierta al final del camino" que acoge a miles de peregrinos al final de la ruta jacobea, organiza los servicios litúrgicos que demandan y programa actos culturales sin que ello apenas tenga "retorno económico" en el templo, ha precisado.

"Lograr la ayuda de la sociedad civil es un requisito necesario para mantener esa condición del templo como casa abierta y de acogida bien cuidada", ha señalado Daniel Lorenzo, quien ha señalado que el último imprevisto económico al que deberán hacer frente es la restauración del órgano, perjudicado por la continua afluencia de visitantes y el aumento de la temperatura en su interior.

Para hacerse Amigo de la Catedral o contribuir en el proyecto de restauración de la fachada del Obradoiro se ha habilitado la web www.ayudaalacatedral.es, a la que pueden acudir los interesados en contribuir a la rehabilitación y mantenimiento del templo compostelano.

La Catedral de Santiago pide 1,7 millones en donaciones para rehabilitar su fachada