El PSOE promete a la Unidad de Parapléjicos que pedirá ayudas para sus programas sociales

Jesús Fernández, José María Méndez y Mar Barcón quintana
|

  El grupo municipal del PSOE exigirá a las distintas administraciones competentes que mantengan la financiación para “garantizar la continuidad” de los programas sociales de las asociaciones de discapacitados de la provincia a pesar de los recortes. Los socialistas alcanzaron este compromiso en su reunión de ayer con el presidente de la Unidad Provincial de Parapléjicos de A Coruña, José María Méndez, que les transmitió sus inquietudes por el futuro incierto de estas instituciones.

La portavoz del PSOE local, Mar Barcón, visitó ayer las instalaciones de la Unidad Provincial de Parapléjicos acompañada de varios compañeros de partido para reunirse con su presidente, José María Méndez. En el encuentro, en el que se “constataron los recortes que están sufriendo las entidades de la ciudad, que les obligan a despedir a personal y que limitan su actividad, poniendo en riesgo los logros de los últimos años”, Barcón prometió que mediará con el Gobierno central, la Xunta y el ejecutivo municipal para que mantengan sus ayudas.

Asimismo, Barcón lamentó la política del PP, en la que los presupuestos generales “suponen un duro ataque a las políticas sociales y de manera especial a la dependencia”. La socialista también reconoció que ve peligrar “el trabajo realizado durante los últimos años en la ciudad, fruto de la colaboración del gobierno municipal y las entidades sociales”.

 

Recortes con límites > El principal responsable de la Unidad de Parapléjicos recalcó que “se pueden aceptar recortes hasta donde las asociaciones puedan reducir gastos, pero nunca hasta dejarlas a la intemperie y abocar al cierre de servicios e instalaciones”.

Méndez confía en que “el presidente de la Xunta reconsidere que el proceso de crisis y recortes no empujen al abismo a las asociaciones de discapacitados físicos” y opina que si estas entidades tienen que desaparecer por falta de fondos será “un gran retroceso social” para Galicia. “Las asociaciones y sus infraestructuras serían irrecuperables”, vaticinó.

El PSOE promete a la Unidad de Parapléjicos que pedirá ayudas para sus programas sociales