Los actores sociales esperan que la nueva Renta se convierta en un revulsivo

La concejala de Justicia Social y Cuidados, Silvia Cameán
|

El primer año de la Marea Atlántica en el poder ha sido contemplado con interés por todas las organizaciones de tinte social en la ciudad, porque desde el principio el partido de Xulio Ferreiro se ha erigido en abanderado de todas las causas que implican sensibilidad y solidaridad. El nombre de algunas de sus concejalías, como la de Igualdad y Diversidad o Justicia Social y Cuidados, son toda una declaración de intenciones. Sin embargo, de poco o nada han servido para alterar el día a día de unas asociaciones que todavía esperan el efecto de las grandes medidas del Ayuntamiento, como la Renta Social que se llevó a pleno a mediados de este mes, debido al retraso en la aprobación de los presupuestos municipales.
Sobre este punto se explaya Cibrán Vázquez, coordinador provincial de Cruz Roja, que valora como muy importante una iniciativa que beneficia precisamente a aquellos que ni siquiera pueden contar con ayudas como la Risga : “La iniciativa permite disponer de más fondos para emergencia social, lo que a su vez hace que las personas que están a la espera de percibir la Risga tengan un apoyo en ese proceso. La renta social y la Risga se complementan y eso es muy bueno”.
El Ayuntamiento también ha creado un equipo específico para que la tramitación y gestión de la Renta Social sea ágil, pero desde la organización humanitaria señalan que todavía habrá que esperar a ver cómo se desarrolla, cómo encaja con las organizaciones sociales y “cómo se coordinará el trabajo con nosotras”.

peligroso
Pero siempre está la posibilidad de que se abuse de un recurso que, en un principio, debe emplearse solo para sobrellevar un bache temporal, mientras el beneficiario consigue recuperarse y volver al mercado laboral. Si, en cambio, desincentiva la vuelta a la actividad económica, supondrá un fracaso. Expertos en el campo de las ayudas sociales señalan que “puede ser peligroso y exigirá un gran esfuerzo por parte de la administración municipal”, de ahí que se haya creado un equipo.
Desde Cruz Roja, Cebrián calcula que puede que haya que esperar un año para poder valorar sus consecuencias.

Los actores sociales esperan que la nueva Renta se convierta en un revulsivo