Meixigo ya cuenta con su Casa del Pueblo tras concluir las obras del Ayuntamiento

Representantes municipales y vecinos inauguraron el local social
|

Meixigo ya tiene a su disposición la Casa del Pueblo, un inmueble que el Ayuntamiento acaba de rehabilitar tras las continuas peticiones de los vecinos, que no podían utilizar el recinto como deseaban por las malas condiciones de aislamiento, al no disponer de puertas ni ventanas.
José Manuel Ferreiro, presidente de la asociación O Palco, recuerda que la directiva actual de la entidad tomó el testigo en 2013 y reivindicó esta actuación desde entonces. Según Ferreiro, los vecinos acostumbraban a realizar algunas fiestas en la planta baja de la casa, en unas condiciones “lamentables”, por lo que concentraban gran parte de sus eventos en los meses de verano, para aprovechar el buen tiempo y situarse al aire libre.
Ayer se procedió a su inauguración oficial por parte de representantes municipales, un acto que amenizó la música de la Banda Sementeira, la coral Aires de Sigrás y Os Larpeiros de Altamira. El Gobierno cambrés incluso habilitó transporte público  para llegar.
Los vecinos empezaron a levantar el edificio en 1993 con el fin de acondicionarlo para su uso social, una obra paralizada desde 2001. Los trabajos llevados a cabo por el Ayuntamiento ascendieron a 55.764 euros y se centraron en el saneamiento del inmueble, acceso a la primera planta, cierre exterior, intervención y puesta en servicio del bajo –luz, pavimentos, electricidad–, baño adaptado y adaptación de la escalera de subida al bajo cubierta.
Trámites 
La rehabilitación de la casa no estuvo exenta de un largo y tedioso proceso. A pesar de que en los presupuestos de 2016 figuraba una partida de 30.000 euros para convertir la edificación en un centro social, la obra no se llevó a cabo porque era necesario un informe municipal que constatase que la casa no estaba en ruinas –como así se declaró cuando gobernaba Cambre Antonio Varela Saavedra–. 
Más tarde fue necesario incluir el edificio en el inventario de bienes municipal, que se aprobó en agosto de 2017 después de años de trabajo. En aquel momento los vecinos indicaron que había “voluntad política” por parte del Gobierno de Óscar García Patiño y confiaron en ver el proyecto en marcha, aunque han tenido que pasar algo más de 365 días para disponer, por fin, de las llaves de la instalación y poder hacer uso y disfrute de ella.
El alcalde destacó el trabajo de su Ejecutivo para mejorar espacios vecinales como los de Sigrás, San Lourenzo, Cecebre, Santa María de Vigo y Meixigo. Además, indicó que se está tramitando el plan especial de Cela para construir  su local en el 2019 en los terrenos comprados a la Fundación Tenreiro.
La intención del colectivo es que la casa pueda usarse diariamente para cursos, talleres de memoria y otras propuestas. La propia asociación colocará algunos muebles y pondrá una televisión para que los mayores de la zona puedan reunirse en el local, además de “algún ordenador que tengamos por casa”, dice José Manuel Ferreiro, para programar algún curso de informática básica. l

Meixigo ya cuenta con su Casa del Pueblo tras concluir las obras del Ayuntamiento