Los propietarios esperan la declaración de BIC para desarrollar nuevas ideas en el Carlos Maside

En marzo, Cultura inició los estudios previos para declarar BIC el museo | AEC
|

El Laboratorio de Formas de Galicia, impulsado hace cincuenta años por los intelectuales galleguistas Isaac Díaz Pardo y Luis Seoane, buscará consolidarse con la catalogación del archivo documenta del Seminario de Sargadelos y con nuevos proyectos en el Museo Carlos Maside. Aunque aún en estudio, entre las iniciativas que se plantean están una nueva musealización y una sección dedicada a sus creadores, según adelantó a Europa Press el administrador del Laboratorio de Formas de Galicia, Xosé Díaz Arias de Castro quien, en cualquier caso, considero que en estos momentos es “precipitado” adelantar los proyectos del Museo Carlos Maside.
“Lo primero, y urgente, es conseguir su rehabilitación y superar la degradación que está sufriendo actualmente para poder abrirlo al público”, reconoció el menor de los vástagos de Díaz Pardo.
Con todo, apuntó a que, entre las propuestas está “el estudio de una nueva musealización y la incorporación de una sección dedicada a sus fundadores, Isaac Díaz Pardo y Luis Seoane, que explique el significado del museo y su razón de ser en el contexto histórico en el que se creó”, en 1970.

Pero es necesario que primero se declare este museo como Bien de Interés Cultural (BIC). Así, recuerda que el acondicionamiento del edificio se llevará a cabo con la colaboración de la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria y el Ayuntamiento de Sada, una vez sea BIC.
En marzo de este año, la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria inició los estudios previos necesarios para proceder a la incoación de la declaración como Bien de Interés Cultural del Museo Carlos Maside, situado en el complejo industrial de Cerámicas do Castro.
Esta consideración supone un paso más en la protección de un inmueble, que alberga en su interior importantes obras de autores como gallegos, entre ellos Castelao, Laxeiro o Lugrís.
De hecho para mejorar la situación que atravesaba este inmueble, el Ayuntamiento de Sada aprobó en diciembre de 2015 solicitar a la Xunta la declaración como BIC del complejo, una figura de protección que, de acuerdo son su petición, incluía la propia fábrica, las colecciones y bibliotecas existentes, el Museo Carlos Maside y el taller de Díaz Pardo.

Catalogación
Sobre los trabajos que se están desarrollando en estos momentos, Xosé Díaz explicó que está “en fase de catalogación” el archivo documental del Seminario de Sargadelos, unos trabajos que buscan garantizar parte de un proyecto constituido formalmente en 1967 por Díaz y Seoane que Díaz Arias definió como una “sociedad instrumental que nunca tuvo actividad económica, y que se constituyó para impulsar, dirigir y tutelar” emprendimientos culturales como industriales.

Los propietarios esperan la declaración de BIC para desarrollar nuevas ideas en el Carlos Maside