Carril mantiene la sonrisa y recuerda que los tellistas no quisieron sumarse

|

El Ideal Gallego-2011-05-28-006-32a8f199

  r. l. > a coruña

 El BNG ofreció ayer el primer desayuno informativo tras el 22-M. Y, al igual que la noche de las elecciones, el cabeza de lista de los nacionalistas, Xosé Manuel Carril, trató de hacer un balance en clave positiva del resultado de los comicios. El debate, la reflexión y el análisis de las causas que les llevaron a perder dos de los seis concejales que tenían en María Pita tendrá lugar hoy en el consejo nacional del BNG.
“As causas son moi diversas e non só de goberno. Houbo unha estatalización da política, como se fosen unhas primarias do PP e o PSOE”, apuntó Carril, que asegura que en su partido “non hai medo a reflexionar”. En ese sentido, el nacionalista explicó que su candidatura está abierta a las opiniones tanto de los militantes como de la asamblea local: “O cargo no que estou está a disposición da militancia do BNG dende o 22 de xunio de 2010, que foi cando me elexiron”.
Pese a esto, Carril declaró que esperará al consejo de hoy para valorar los motivos de la caída del BNG. Eso sí, volvió a repetir su discurso de la noche electoral, en el que aseguró que las cifras “non eran nada positivas para a cidadanía e que había que aceptalas”, aunque destacó que “de cara al futuro son positivas en canto, aínda que se trata dunha candidatura nova, vaille permitir ao BNG seguir traballando nun programa e cos movementos sociais”.
Sobre las divisiones internas dentro del propio partido como posible causa de la pérdida de votantes, Carril sostiene que los miembros de su equipo nunca se plantearon dicho distanciamiento entre las dos corrientes del BNG. “No seu día ofrecémoslle aos compañeiros que formaban parte da outra lista a súa integración nos postos 3 e 4, polo que nestes momentos poderíamos estar aquí María Xosé Bravo, Afonso Sánchez, Marga Vázquez e eu”, señaló el cabeza de lista del BNG local, que asegura que la otra parte implicada “dou as súas explicacións de que non querían participar”. Así, Carril insistió en que no se trata de rivales, “senón compañeiros de organización”, por lo que apuesta por la “participación de todas as partes”.

Los retos del PP > Lo que sí hizo Carril ayer fue dejar clara la posición de su partido con respecto a populares y socialistas. “O BNG é unha forza con perfil propio frente ao modelo neoliberal do PP e PSOE”, señaló el cabeza de lista, que indicó que su papel en la oposición buscará mostrar a la formación “tal cal é”.
Como líder de los nacionalistas en el Ayuntamiento, Carril le lanzó ya los primeros retos al alcalde electo, Carlos Negreira. “Estaremos fronte ao PP liderando a oposición co noso programa para que se execute tendo en conta as necesidades da cidadanía”, destacó Carril, que asegura que trabajará para lograr que los vecinos tengan participación en María Pita.
“Vai ser unha labor da oposición dura e constructiva”, apuntó el cabeza de lista del BNG, que considera que Negreira debe afrontar el reto de cumplir con todo lo que prometió durante los últimos cuatro años: “Ten que saber que todo o que dixo anteriormente vincula agora”. En este sentido, Carril puso de manifiesto las declaraciones que realizó el conservador esta semana sobre las soluciones para el problema del empleo en la ciudad. “Sorprendeunos que Negreira diga agora que non ten unha varita máxica cando na oposición e durante a campaña dicía que acabaría co problema do paro e coa crise rapidamente”.
Aunque el alcalde electo no tomará posesión de su cargo hasta el próximo día 11, Carril le reclamó ayer al popular que empiece a desvelar “cales serán as súas propostas para os polígonos industriais, o comercio, o transporte público o para as infraestructuras, como a Terceira Rolda ou a Vía Ártabra”, además de sus proyectos para el Agra de San Amaro o el Parque Ofimático.
El cabeza de lista del BNG en la ciudad confía en que “os intereses partidistas e localistas non sexan obstáculo para a integración no Consorcio das Mariñas nin para a constitución da área metropolitana”. También cree que Negreira ya no podrá aludir a partir de ahora a la “falta de diálogo institucional”, porque Xunta, Autoridad Portuaria y Ayuntamiento están gobernadas por la misma fuerza política. Por eso, Carril considera que no existen disculpas para solucionar el problema de O Parrote.


 

Carril mantiene la sonrisa y recuerda que los tellistas no quisieron sumarse