“Muchos millones contra pocos”

Copia (2) de Deporte Campeón-2016-01-09-004-2236d410
|

 

El entrenador deportivista, Víctor Sánchez del Amo, tiene la convicción de que su conjunto podrá plantar batalla esta tarde-noche en el Santiago Bernabéu a pesar de las brutales diferencias económicos entre Real Madrid —con un presupuesto de aproximadamente 580 millones de euros— y RC Deportivo —poco más de 30 millones—.
En su comparecencia ante los medios de comunicación de ayer en Abegondo dejó constancia de la oportunidad de oro que se le presenta a su conjunto.
“La desventaja es económica, esa es indiscutible, muchos millones contra pocos, no haber tenido un partido entre semana. Tenemos una plantilla amplia y todos están compitiendo fenomenal”, precisó, al tiempo que expresó su deseo de poder dar la campanada en un feudo que irradiará ilusión por el estreno en el banco de Zinedine Zidane.
“No puedo estar en la cabeza de todos los aficionados del Madrid para saber si va a haber un gran ambiente, pero como suele ser habitual en estas circunstancias, hay una corriente, una inyección de ilusión con el cambio de entrenador. Creo que el estadio va a estar prácticamente lleno y nos imaginamos que va a haber un ambiente de mucha animación, ilusión y empuje con su equipo. Eso es muy bonito y motivante. El Bernabéu con el estadio lleno y la afición animando es un partidazo y hemos soñado con eso toda la vida, así que encantados”, dijo.
“Vamos a afrontar un reto apasionante, que nos motiva, ante la dificultad de jugar en el Bernabéu ante un todopoderoso Real Madrid. Eso, a nosotros, nos motiva”, agregó.
Aunque no será ni mucho menos una empresa sencilla poder puntuar en el coliseo de Chamartín, Víctor Sánchez del Amo se adhiere a un referente como el 2-2 arañado en casa del vigente campeón de Liga, Copa y Liga de Campeones, el FC Barcelona.
“Es demostración de que el equipo ha competido al máximo nivel en situaciones de máxima dificultad, no solo en el Camp Nou. Eso por supuesto genera confianza, nos motiva y creemos que tenemos nuestras posibilidades para conseguir la victoria”, indicó un entrenador que vivirá un encuentro con connotaciones especiales, habida cuenta de que ha crecido deportivamente en el Real Madrid.
“Lógicamente es la vuelta a la casa en la que te has formado, once años, y ese tipo de emociones las viviremos allí, no podemos anticiparnos, pero la cabeza estará donde tiene que estar, en la concentración de la rutina del partido, nada más”, espetó.
En este sentido, no quiso profundizar en los males que asolan  a la entidad que preside Florentino Pérez en las últimas campañas, en las que está mostrando cierta inestabilidad. 
“Aunque haya pasado once años allí y me haya criado como jugador y persona, no procede hablar de casa revuelta. Nuestra cabeza está en el Deportivo y nada más”, zanjó.
El máximo responsable técnico deportivista, que deseó suerte a Zinedine Zidane en su andadura como míster de un equipo profesional, no quiso poner una calificación a la presente temporada blanquiazul. “La nota final la otorgaremos al final del curso. Nosotros, contentos porque vemos que el equipo está en línea constante de crecimiento, compite en casa y fuera con cualquier rival y eso nos permite ser optimistas y nos da energía para trabajar más y más para seguir creciendo. ¿La nota? Que cada uno ponga la suya. A nosotros la que nos importa es la de la afición”, concluyó el madrileño.

“Muchos millones contra pocos”