Montero abre fuego con un discurso centrado en los tribunales

GRA106. MADRID, 13/06/2017.- La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, durante su intervención, sin límite de tiempo, con la que ha comenzado en el Congreso de los Diputados el debate de la moción de censura presentada por su grup
|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado este martes a Unidos Podemos de intentar, con su moción de censura, ocultar el fracaso de su estrategia electoral, pintando una “España negra” porque “si las cosas continúan cambiando para bien sus apoyos menguan”.


Frente a una Irene Montero que en su réplica a Rajoy insistió en acusar al PP de corrupción y de injerencia en las instituciones, el jefe del Ejecutivo optó por preguntarle por las verdaderas razones de una moción de censura que sabían fracasada, y él mismo apuntó una respuesta.


“Quizá lo que pasó fue que, como las cosas empezaban a ir mejor, como el horizonte parecía más despejado y la crisis se estaba superando, quizá pensaron que todo eso les debilitaba, porque las cosas empezaron a dejar de ir mal y pensaron hay que hacer algo y decidieron plantear una moción de censura para formalizar en la Cámaras esa España negra que ustedes quieren ver”, le espetó Rajoy a Montero.

Una lacra que es la regla
En su réplica a Rajoy, la portavoz “morada” había defendido que la moción de censura es contra el PP, “no contra España sino a favor de España” y que son los policías, jueces y fiscales los que están acusando al PP de corrupción, una lacra que, dijo, “es la excepción, pero en el PP es la regla”.


Así, les reprochó los “chivatazos” a investigados, la amnistía fiscal, las “mordidas a cambio de obras”, los conflictos con el Parlamento, el “saqueo” del país y, además, que por todo ello Rajoy no dé la cara sino que pretenda “declarar por plasma”.

Torquemada y los puritanos
Rajoy, en cambio, prefirió hablar de los motivos de la moción. Si en su primera intervención pidió a Podemos que no se inspire en Torquemada, en la segunda los ha comparado con los “puritanos” que temían que “alguien en algún lugar fuera feliz”: “Eso es lo que les pasa a ustedes y por eso traen la moción de censura”.


Montero, en cambio, consideró que la moción servirá para “demostrar que (Rajoy) no tiene apoyo mayoritario para seguir al frente del Ejecutivo y que más tempranohay una España en marcha que va a echarlos”.


Sin embargo, él cree que se trata más bien de “hacer mucho ruido y hacer espectáculo” para ocultar “el fracaso rotundo” de su estrategia electoral, que les hizo quedar terceros en las elecciones de 2015 y perder un millón de votos en las de 2016. “A ustedes cuanto más se les conoce menos se les vota”, afortunadamente para España.


Justo después, la portavoz de Podemos subió a la tribuna a leer una larga ristra de nombres populares implicados de una u otra forma en casos de corrupción, para avisar de que “este país no se puede permitir poner el lobo a cuidar de las gallinas”.

No todo vale
Rajoy cerró el rifirrafe citando solo a una persona, al propio líder del Podemos y candidato a presidente en esta moción, Pablo Iglesias, que también tuvo que defenderse ante las acusaciones de financiación ilegal de su partido con dinero venezolano.
“En política no todo vale, quien acusa de financiación ilegal debe ir a los tribunales, no montar juegos mediáticos en asambleas legislativas que deben esta para otra cosa, va contra el Estado de Derecho que un grupo de partidos se erijan en tribunal”, citó Rajoy a Iglesias, preguntándose, para rematar, “por qué lo que vale en Venezuela no vale para España”, y “por qué lo que vale para el señor Iglesias no vale para el resto”.l

Montero abre fuego con un discurso centrado en los tribunales