Ex jefe nacional de salvamento dice que el Prestige pudo haberse refugiado en una ría

Imagen tomada por el batiscafo francés "Nautile" del petrolero griego "Prestige", hundido en aguas del Atlántico, en 2002. EFE/Archivo

"Abrigarlo era una posibilidad", ha reconocido Sánchez durante su segunda jornada de declaración ante el tribunal que juzga los daños por la catástrofe medioambiental causada por el hundimiento del "Prestige", que se celebra en A Coruña.

El exjefe nacional de Salvamento ha insistido en que la decisión adoptada por el exdirector de la Marina Mercante José Luis López Sors, el único alto cargo de la administración española acusado por la catástrofe, de alejar el barco de la costa fue la más adecuada para "minimizar las consecuencias".

"Si se hunde cerca de la costa el desastre hubiese sido mayor", ha precisado.

Ante la insistencia de los abogados de la acusación, Sánchez, quien no participaba en el consejo rector que decidió el destino del barco, ha reconocido que pudieron haberse sopesado otras alternativas como refugiar el barco en una de las rías -"en alguna de las rías habría podido entrar con una maniobra delicada"- o haber sido trasladado al puerto de A Coruña.

Esta posibilidad fue descartada por la administración española al incumplir el buque las exigencias de la normativa vigente para ello.

Sánchez, con experiencia como marino mercante, ha reconocido que el buque, "sobrecargado" según varios testigos por la maniobra ordenada por el capitán, Apostolos Mangouras, para corregir la escora del mismo, podría haber entrado en el puerto de A Coruña si se "aligeraba un poco".

"Lo más fácil y lo más efectivo sería llevar el barco a A Coruña", ha afirmado.

Para ello, habría sido necesario disminuir el calado del barco a través de un vertido controlado de la carga, una posibilidad que no fue planteada.

De hecho, ha reconocido Sánchez, la posibilidad de abrigar el "Prestige" en A Coruña no fue transmitida directamente al Consejo Rector que gestionaba la crisis y sólo fue comunicado al director de operaciones de Sasemar.

Asimismo, Sánchez se ha desmarcado de la decisión de alejar el barco en un rumbo norte "sin destino".

En cualquier caso, el exjefe del Centro Nacional de Salvamento ha criticado la decisión del capitán de lastrar los tanques centrales en lugar de trasvasar la carga internamente para compensar la escora.

Este "sobreesfuerzo" por la sobrecarga del barco "estaba condenando al buque a romperse", ha asegurado Sánchez.

Esta postura ha sido refrendada por el subdirector de Inspección marítima de la Dirección General de Marina Mercante en el momento del accidente, Alfredo de la Torre.

"La maniobra más lógica hubiese sido trasvasar la cargar", ha afirmado De La Torre.

Por otro lado, Sánchez ha acusado a Mangouras de no velar por la seguridad de la tripulación al permitir que el buque navegase 4 días con una vía de agua, según desveló el comandante de helicóptero del Helimer Galicia Francisco Muñoz Corrales aludiendo a una conversación con uno de los tripulantes del "Prestige".

"En caso de que el buque hubiese tenido una vía de agua, lo que en ningún caso pudo provocar la rotura del mamparo interno que separa la carga, Mangouras debería haber pedido la entrada en algún puerto de la ruta para reparar la avería", ha subrayado Sánchez.

De la Torre ha respaldado también las palabras de Sánchez y ha asegurado que el barco se encontraba en una situación "muy preocupante" con una grieta de "15 metros" por la que en 24 horas pudieron haberse vertido "20.000 toneladas" de fuel.

Ha remarcado que esta grieta "debía de existir de antes" y ha aludido a la "debilidad" estructural del buque que durante seis meses fue utilizado como "bunker" en puerto -con el consiguiente daño inherente en su costado y sin el mantenimiento requerido como petrolero-.

El juicio del "Prestige" comenzó en A Coruña el pasado 16 de octubre y se prolongará hasta la próxima primavera.

Los tres acusados en este juicio son López Sors, Mangouras y el jefe de máquinas del petrolero, Nikolaos Argyropoulos, estos dos últimos de nacionalidad griega, para los que se piden penas de prisión que oscilan entre los 5 y los 12 años.

El Ministerio Fiscal reclama por la 'marea negra' provocada por el hundimiento del 'Prestige' indemnizaciones por daños que suman 4.442 millones de euros.

Ex jefe nacional de salvamento dice que el Prestige pudo haberse refugiado en una ría

Te puede interesar