La Marea nombra otros dos directores de área y ya supera los que tenía el PP

El alcalde y su equipo entran en el pleno que trató la moción de confianza | aec
|

La Marea entró en María Pita con la firme intención de minimizar el gasto en personal de confianza. Por ello, una de sus primeras decisiones fue la de recortar las direcciones de área y bajar de ocho a tres estos puestos. Sin embargo, en el ecuador del mandato, el Gobierno que dirige Xulio Ferreiro ya contará con más direcciones de área de las que dejó el equipo saliente del PP. Los nombramientos hoy en la Junta de Gobierno de dos nuevos directores dejarán en nueve los cargos de este tipo en el Ejecutivo municipal, por los ocho que había cuando los populares abandonaron María Pita.


Miguel Ángel Martín Fernández será el nuevo director de Cultura, Deportes y Museos Científicos, mientras que Juan José Pernas García se encargará de Medio Ambiente. Con ellos, la nómina de mandatarios de área se quedará en nueve, después de las sucesivas ampliaciones realizadas por la Marea desde su llegada al poder en junio de 2015.
Así, en aquel momento los de Ferreiro se deshicieron de casi todas las direcciones heredadas y se quedaron solo con tres: Apoyo a la Alcaldía, Asesoría Jurídica y Seguridad Ciudadana. Sin embargo, cien días después llegó la cuarta dirección, la de Regeneración Urbana, a la que se sumaron la de Economía, Hacienda y Administración y, a finales del pasado año, las de Espacio Público y Movilidad y Promoción Económica y Empleo.


Con las nuevas áreas, el presupuesto para estos cargos de confianza se elevará sobre el medio millón de euros, ya que cada una de las personas al frente de ellas cobra unos 60.000 euros.


Esta situación incluso hizo que en un pleno del pasado mes de febrero la portavoz del PP, Rosa Gallego, llegase a pedir la dimisión del alcalde al entender que no respetaba su programa electoral porque continuaba incrementando el número de asesores y de directores de área.

Delegaciones
Además, a la Junta de Gobierno de hoy también llevará la Marea una propuesta para la modificación de las competencias de los ediles, que contempla la delegación de atribuciones de la misma Junta. Así, entre otras cosas, se planteará que los concejales sean los que otorguen las licencias de menos de 1,2 millones de euros, los proyectos técnicos de menos de 300.000 o las contrataciones que no excedan los 60.000 euros.

Cancelación de trabajos
La Junta de Gobierno también tratará la anulación de las obras encargadas para el Distrito 4 –y que incluían, entre otras, parte de las avenidas de Finisterre y Nelle, Os Mallos, la zona de la estación de tren o la Sagrada Familia– después de que se comprobase que parte de las que se estaban licitando ya las había ejecutado el anterior Ejecutivo municipal.
Así, el informe de contratación ratifica que el 11% de los trabajos que se estaban licitando por un valor de 881.494 euros ya habían sido realizados en los años 2014 y 2015 bajo el mandato del PP. Así, se propone que se anule tanto la licitación como las partidas presupuestarias específicas guardadas para la realización de los pagos de las obras.


Por otra parte, en la sesión se se prevé la aprobación del nuevo Plan de Igualdad para el personal municipal, que “busca converter a corporación nun modelo de equidade e xustiza de xénero”, según manifestó la concejala del ramo, Rocío Fraga. Este plan, que se desarrollará en los próximos dos años, permitirá “incorporar a perspectiva de xénero na xestión dos recursos humanos do Concello, fomentar a igualdade de oportunidades, integrar o respecto pola igualdade de xénero na cultura e nos valores de funcionamento e incrementar o impacto positivo de xénero das políticas públicas e dos servizos municipais”.

La Marea nombra otros dos directores de área y ya supera los que tenía el PP