El primer juicio por la supresión de las ayudas hipotecarias en Novo Mesoiro se celebrará en diciembre

El Ideal Gallego-2013-10-20-009-d15dc5a3
|

La movilización del barrio de Novo Mesoiro en contra de la supresión de ayudas a la hipoteca que corresponden a las viviendas de protección autonómica por parte de la Xunta, que consideran indiscriminada, tendrá su primera prueba de fuego en diciembre. La Justicia ha fijado para dentro de dos meses el inicio del primer proceso judicial contra el Gobierno autonómico debido a la denuncia de unos vecinos y será entonces cuando haya un precedente para saber si cientos de familias recuperarán esos ingresos extra.
“Todo está no contencioso-administrativo e hai xente que aínda se suma ao proceso”, reconoce Xosé Aller, asesor de la plataforma de afectados y a su vez damnificado por la interpretación de la Xunta de un decreto-ley estatal sobre un plan de vivienda que consideró extensible. Si hace dos meses eran 40 las familias que habían denunciado a la Xunta, esa cifra se ha elevado por encima del medio centenar, al tiempo que otras siguen una vía de demanda colectiva.
Además, en los próximos meses tocará renovar las ayudas en “otros seis bloques” y aguardan que se sumen muchas más familias, al margen de aquellas a las que se les pasó el plazo. Pese al trabajo continuo de vecinos y abogados será en diciembre cuando sepan a qué atenerse. “Fixouse o primeiro xuízo para decembro deste ano; é individual porque hai unha serie de procesos que non se permitiron de forma colectiva”, afirma Aller.

resolución satisfactoria
El presidente de la asociación vecinal, Nilo Moreno, es optimista porque “ya hubo una sentencia a favor de la denunciante en la Comunidad Valenciana”. En concreto fue en Castellón, dado que otros gobiernos autonómicos aplicaron del mismo modo que la Xunta el decreto-ley. Esta resolución que obliga a la Generalitat a seguir ingresando el dinero a la afectada es un precedente positivo de cara a los juicios que se irán fijando a partir de ahora.
Si la sentencia de diciembre, ya centrada en Novo Mesoiro, también es buena, podría animar a que más personas se sumen a la causa. En este sentido hay diferentes tipos de afectados que tendrían que recurrir a la Justicia por distintas vías: residentes que tienen aprobada la subvención pero no la cobran, otros que la cobraron y ahora el banco les reclama el dinero y unos terceros que cumpliendo los requisitos para la renovación recibieron una negativa por respuesta. n

El primer juicio por la supresión de las ayudas hipotecarias en Novo Mesoiro se celebrará en diciembre