El Defensor del Pueblo y Unicef instan a aliviar el coste de los libros de texto

03 septiembre 2012 página 20 MADRID, 22/08/2012.- Una mujer espera hoy ante el mostrador de una gran superficie de Madrid para hacerse con los libros de texto de su hijo, casi al final de las vacaciones de agosto, cuando la vuelta al colegio de los
|

La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y el presidente de Unicef en España, Carmelo Angulo, hicieron ayer un llamamiento a las autoridades educativas y al conjunto de actores públicos y privados, para que “alivien al máximo la carga económica” que suponen los libros de texto para las familias.
Ambas entidades recuerdan, en una nota de prensa, el “importante esfuerzo” que las familias deben realizar en el inicio del curso escolar, momento en el cual los libros de texto suponen una partida destacada en sus presupuestos.
En un estudio publicado por el Defensor del Pueblo en 2013 sobre la gratuidad de los libros de texto, se planteó la necesidad de habilitar los medios precisos para que todos los niños puedan cursar las enseñanzas obligatorias con carácter gratuito, como establece la Constitución.
Sin embargo, el informe constata que el objetivo de gratuidad de los libros de texto ha sufrido un “retroceso” en los últimos años, momento en el que las familias atraviesan por mayores dificultades para hacer frente a estos costes.
La Institución recomienda que se favorezcan los sistemas de préstamo y reutilización de los libros de texto y destaca que los materiales escolares tienen un alto coste para la sociedad, vía presupuestos del Estado, de las comunidades autónomas y para los padres.

reutilización
En su opinión, es necesario que los alumnos sean conscientes de ello y adquieran el hábito de la reutilización de los mismos, en las mejores condiciones posibles.
Para Soledad Becerril, “hacer posible la reutilización supone conductas de ejemplaridad en la sociedad y buen uso de los bienes que pueden y deben ser compartidos”.
Por su parte, Angulo señala que la educación es uno de los derechos de los niños que más capacidad tiene para “romper el círculo de la pobreza y la exclusión social”.
“Para que esta capacidad sea efectiva es imprescindible garantizar el acceso de todos los niños en igualdad de condiciones.
La situación económica de la familia no puede ser un obstáculo para que un niño o niña desarrolle todo su potencial y acceda a todos sus derechos”, concluye.
Por todo ello, el Defensor del Pueblo y Unicef instan a todas las administraciones e instituciones a poner en marcha las medidas oportunas para alcanzar la gratuidad y promover sistemas universales de préstamo y reutilización de los libros de texto.
Ambas entidades califican de “medida importante” en esta dirección la puesta en marcha de la Disposición Adicional Quinta incluida en la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa.
Según esta normativa, el Ministerio de Educación promoverá el “préstamo gratuito de libros de texto y otros materiales curriculares para la educación básica en los centros sostenidos con fondos públicos, en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación”. n

El Defensor del Pueblo y Unicef instan a aliviar el coste de los libros de texto