El Gobierno permite la celebración de las elecciones durante el estado de alarma

GRAF2849. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 08/05/2020.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del consello de la Xunta, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE/XUNTA/David
|

El Gobierno puso negro sobre blanco, tal y como se comprometió con el PNV, a que el estado de alarma “no supondrá obstáculo alguno” para la celebración de las elecciones que puedan convocarse durante su vigencia, como es el caso de los comicios vascos y gallegos.

En la cuarta prórroga del estado de alarma hasta las 00.00 horas del 24 de mayo, que publicó ayer el Boletín Oficial del Estado, el Gobierno se obliga a disponer “lo oportuno para que el servicio público de correos, los fedatarios públicos y demás servicios de su responsabilidad coadyuven al mejor desenvolvimiento y realización de elecciones convocadas a Parlamentos de comunidades autónomas”.

Esta fue una de las enmiendas que el PNV presentó a la última prórroga que se votó este miércoles pasado en el Congreso de los Diputados y que fue aceptada por el Gobierno.

 

Julio está sobre la mesa

Tanto el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, como el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoó, no descartan convocar en julio las elecciones autonómicos que tuvieron que cancelar en abril, pero para eso necesitaban tener garantías de que el servicio de Correos iba a funcionar a pleno rendimiento para permitir el voto por correo.

El viernes Feijóo reconocía que aún “falta por despejar la incógnita de en qué quincena o semana va a haber menos posibilidades de rebrote” de la pandemia del coronavirus y, al preguntado expresamente por el mes de julio, señaló que quiere “acertar” con el mejor momento sanitario para convocar a las urnas.

El líder del PPdeG consideró que con el texto que hoy publica el BOE tanto él como el lehendakari, Íñigo Urkullu, podrían convocar elecciones, tras la suspensión de las previstas para el 5 de abril, cuando lo consideren oportuno aunque continúe esta situación.

Urkullu prevé reunir a los grupos políticos del País Vasco el jueves y después tomará una decisión, si bien ya manifestó  su idea de convocar esos comicios para el próximo mes de julio.

 

Respaldo para decidir

Núñez Feijóo coincidió con el lehendakari en la necesidad de que los gobiernos “tengan respaldo en las urnas y tiempo suficiente para tomar decisiones”, ya que son precisos ejecutivos fuertes para afrontar la situación económica y social que se avecina, dijo, y las legislaturas tanto en País Vasco como Galicia acaban en el mes de octubre.

“No tengo dudas de que el estado de alarma no impedía la celebración de elecciones”, dijo. Feijóo también agradeció a la mayoría de los grupos en el Congreso que no se opusieran a la celebración de elecciones, bien con el apoyo a la enmienda del PNV bien con la abstención.

En su intervención del viernes indicó que si bien se tomó la decisión de suspender las elecciones en base a “la declaración de un estado de alarma concreto”, no se debe interpretar que esa decisión esté vinculada a un caso de prórroga “indefinida” de esta figura, ya que “si no las legislaturas también se prorrogarían de forma indefinida”, opinó.

De todos modos, no aclaró si será preciso modificar el decreto gallego que suspendió las elecciones, que indica que la convocatoria de eleccionesse activará “en el plazo más breve posible, oídos los partidos políticos”, una vez levantada la declaración del estado de alarma y del estado de emergencia sanitaria (en Galicia).

Durante su intervención aseguró que le sorprendieron “algunas cuestiones” manifestadas en el Parlamento por los distintos grupos políticos durante su comparecencia en la Diputación Permanente, un hecho que achacó a que los partidos “vislumbran que antes o después” se entrará en periodo electoral.

El Gobierno permite la celebración de las elecciones durante el estado de alarma