EEUU sigue congelado por la tormenta y espera la llegada de otro frente polar

. Ferreira Do Zezere (Portugal), 04/01/2014.- A man repairs the ravages of a damaged house after heavy rain and strong winds in Ferreira do Zezere, Portugal, 04 January 2014. The Portuguese Institute for Sea and Atmosphere indicated slight respite ahead o

La zona noreste de Estados Unidos continuó ayer congelada tras los efectos de la tormenta invernal “Hércules” y la ola de frío que ha sacudido estos días el país, que verá entrar hoy otro frente de polar por el norte causando un descenso aún más acusado de las temperaturas.
La tormenta “Hércules”, cargada de nieve y viento, ha causado ya 16 víctimas mortales y se prevé que la entrada de otra masa de aire por el Medio Oeste a lo largo del fin de semana cause récords históricos en las temperaturas mínimas en algunas zonas del país.
El canal meteorológico estadounidense The Weather Channel advirtió ayer de que “una de las más frías masas de aire ártico en casi 30 años” sacudirá el Medio Oeste a partir de hoy, donde llegarán a alcanzar temperaturas peligrosamente bajas según los meteorólogos.
Más de 1.300 vuelos fueron ya cancelados a lo largo del día de ayer en el país y otros 4.000 sufrieron retrasos, sumándose a los más de 3.000 trayectos aéreos cancelados este viernes, jornada que registró hasta 7.000 vuelos retrasados.
Como consecuencia de la severa tormenta, al menos 16 personas perdieron la vida desde jueves, se registraron numerosos accidentes de tráfico y hospitalizaciones por hipotermia, y miles de estadounidenses se quedaron sin luz en sus hogares y centros de trabajo.
Entre las víctimas están una mujer de 71 años con Alzheimer, que murió congelada fuera de su casa en una zona del oeste de Nueva York, y un hombre de 66 años que falleció de un ataque al corazón mientras retiraba la nieve de su casa en el sur de Illinois.
Tras el cese de las nevadas, será el frío ártico el que represente el mayor peligro en los próximos días, de manera que las autoridades concentran todas sus advertencias en que la población se proteja ante unas temperaturas que pueden caer al mínimo histórico de menos veinte grados centígrados.
“Es la veta madre de aire frío”, dijo el meteorólogo de The Weather Channel Tom Moore. “Serán vientos peligrosos que pondrán vidas en peligro”, vaticinó.
Según los datos arrojados por el canal, algunos estados pueden llegar a rozar los 30 grados bajo cero, pero debido a los fuertes vientos la sensación térmica podría alcanzar los 45 grados. Ese será el caso de Chicago, una de las capitales más pobladas. n

EEUU sigue congelado por la tormenta y espera la llegada de otro frente polar

Te puede interesar