Gana la batalla por Mosquera

07 agosto 2015 / 03 diciembre 2015 página 18 El Deportivo presentó ayer a sus siete nuevos fichajes, Juanfran, Sidnei, Pedro Mosquera, Cani, Luis Alberto, Cartabia y Fayçal Farj ante 3000 aficionados
|

El deportivismo sabe que puede perder a sus mejores estrellas por las condiciones económicas en las que se desenvuelve, pero el ‘shock’ de la posible salida de Pedro Mosquera al Valencia ha descentrado de manera notable a todos los seguidores blanquiazules. Sobre todo por el momento. A falta de cuatro días para el cierre del mercado la capacidad de maniobra no es mucha aunque la dirección deportiva ha hecho ‘los deberes’ y tiene alternativas sobre la mesa para que el equipo se resienta lo menos posible.
Jesús García Pitarch, director deportivo del Valencia desde hace unas semanas, se ponía en contacto con el Depor para preguntar por las condiciones de salida de Mosquera. El club le remitía a la cláusula de rescisión: 4 millones de euros (más el correspondiente IVA). El centrocampista llegaba libre en verano procedente del Elche, firmaba cuatro años, renunciaba a una ficha alta, y a la prima por no pagar traspaso a cambio de establecer una cláusula de rescisión asequible. 
Era el riesgo que había que correr. El club blanquiazul siempre quiso que Pedro tuviese un blindaje más grueso pero no pudo fortalecer más esta condición contractual.
La figura de Manuel García Quilón, agente del coruñés y uno de los popes del mundo de la representación de jugadores en España, es clave. Amigo de García Pitarch desde hace muchos años, está en una posición ventajosa. Si Mosquera se enrola en las filas del Valencia, gana. Si se queda en el Deportivo con una ficha más elevada, también gana. La propuesta blanquiazul al mediocentro formado en el Galicia Gaiteira habla de una subida importante en sus emolumentos y de ubicar la cláusula de rescisión en unos 15 millones de euros. 
El mediocampista se situaría en unas condiciones muy parecidas a las de Lucas Pérez, el jugador mejor pagado del plantel, con un incremento salarial a medida que pasasen los años de contrato, que podrían llegar a seis (dos más de los que firmó en principio).
El propio presidente blanquiazul, Tino Fernández, es quien lleva las negociaciones de manera personal. Ayer habló con el jugador y su agente y transmitió un claro mensaje al Valencia: O pagan todo y a ‘tocateja’ o no habrá posibilidades. No se negociará.
En este sentido, los clubes de Primera llegaron hace años a una especie de acuerdo no firmado por el cual no se abonarían las cláusulas a la LFP, algo que tiene que hacer el jugador. Siempre se negociaría para evitar lo que supone desembolsar una cantidad grande en un solo plazo. 
Tino Fernández está dispuesto a ‘romper’ esta especie de acuerdo verbal. Si Mosquera quiere marcharse tendrá que presentarse en la sede de la Liga con casi cinco millones de euros.
Al cierre de esta edición el Depor era claro. ‘La pelota está en el tejado de Pedro’. Tiene una oferta para ampliar y mejorar su contrato y para seguir siendo un baluarte en A Coruña. En el club manifestaban que ‘todo va por buen camino’ y argumentaban que esperan que el jugador permanezca en A Coruña más temporadas tras decidirse por la oferta que le realiza la entidad herculina para que siga siendo un pilar fundamental.

Gana la batalla por Mosquera