La RFEA se ‘blinda’ tras el caso de Miguel Ángel Millán

Raúl Chapado vivió su primer reunión federativa como presidente f.c.a.
|

La Real Federación Española de Atletismo (RFEA) exigirá a los entrenadores un certificado negativo de delitos sexuales para obtener la licencia y ha propuesto limitar a un máximo de tres los mandatos de su presidente, según acordaron la Junta Directiva y la Comisión Delegada en su última reunión.
En la primera reunión con Raúl Chapado como sustituto de José María Odriozola, la RFEA aprobó modificar el artículo 29 del Reglamento de Licencias, que entrará en vigor el próximo 1 de enero, que indica que para solicitar o renovar licencia de entrenador “deberá aportarse certificación negativa del Registro Central de Delincuentes Sexuales”.
Dicho registro incluye los datos relativos a la identidad y perfil genético (ADN) de las personas condenadas mediante una sentencia firme por los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales.
La RFEA ya cumplía con la exigencia del Consejo Superior de Deportes después de que este organismo presentará en mayo de 2014 el Protocolo para la Prevención, Detección y Actuación frente al Acoso y Abuso Sexual, pero únicamente incluía a los entrenadores contratados por la Federación. Ahora, con esta modificación afectará a todos los entrenadores con licencia.
Además, la RFEA estudiará lanzar un programa y protocolo de prevención de abusos a menores en todo tipo de actividades organizadas por la federación, desde competiciones hasta concentraciones.
Asimismo, se acordó modificar el presupuesto federativo de 2016, que ahora pasa a ser de 9.577.683,30 euros, en vez de los 9.493.423,20 aprobados en la anterior Comisión Delegada celebrada el pasado 24 de julio en Gijón.
Igualmente, se acordó proponer a la Asamblea General de la RFEA una modificación de Estatutos, entre ellos el que limita el número de mandatos consecutivos del presidente de la federación. En la actualidad no hay límite y la propuesta es fijarlo en tres legislaturas seguidas como máximo. n europa press

La RFEA se ‘blinda’ tras el caso de Miguel Ángel Millán