El director de Alvedro niega que la supuesta falta de espacio en la plataforma haya evitado la llegada de nuevas compañías

el ideal gallego-2019-01-17-006-57a3f5d9
|

El director del aeropuerto de A Coruña, Jesús Campo, hacía ayer balance de 2018, un año que ha resultado ser el segundo mejor de la historia de Alvedro a nivel de pasajeros. En un discurso en el que también habló de las previsiones para 2019, el responsable de la terminal dijo confiar en que las ayudas al aterrizaje por la cabecera sur se implanten este año, habló de algunas obras menores para este año y de los proyectos en los que se trabaja para actuaciones de adecuación de la pista. Respecto a la demanda de los trabajadores de que se acelere la tramitación y aplicación del nuevo Plan Director para mover parte de las instalaciones al otro lado, de tal manera que haya más plataforma disponible para aviones comerciantes, Campo aseguró que el tamaño de este espacio no ha impedido la implantación de nuevas aerolíneas como cree la plantilla.

“Actualmente no hay problemas de capacidad en la plataforma: es rotundamente falso que una aerolínea no haya querido venir a operar aquí por un problema de plataforma”, afirmó ayer el director de Alvedro, Jesús Campo, desmintiendo las afirmaciones del comité de empresa de esta misma semana así como de otros afines al aeródromo. Los operarios pidieron que al llegar a cifras inesperadas por AENA antes de tiempo se acelerase la hoja de ruta para mover al otro lado de la pista la aviación general, el hangar del “Helimer” y las instalaciones de la escuela de pilotos Aeroflota del Noroeste. Supuestamente, señalaron, compañías como Turkish Airlines justificaron su rechazo al destino en el pasado lamentando entre otras cosas la falta de espacio para que puedan coincidir varios aviones. 
Para Campo esta no es la realidad e incidió en que “no se puede ejecutar algo que es oficial” porque el borrador del plan está en fase de alegaciones y el que está en vigor no contemplaba esas actuaciones. 

1 Actuaciones para este año y planes en proceso
Lo que sí está en la agenda de la infraestructura son varios trabajos de carácter menor pero que permitirán mejorar el servicio que se presta. Para lo que hay en cartera, Campo entiende que es suficiente la inversión planteada en los Presupuestos Generales de 1,3 millones de euros y no entra a debatir el por qué las otras terminales gallegas reciben más. 
El “grueso” de la partida se destinará a continuar con el plan de aislamiento acústico de las viviendas censadas –”que está más o menos al 50%”– pero también se renovará “el sistema de comunicación y voz de la banda aérea de la torre de control para establecer una tecnología más moderna”. Igualmente habrá mejoras en la zona de tratamiento de equipaje y en el área de embarque, creando tanto un espacio de trabajo para el usuario de negocios como más tomas de corriente para cargar los aparatos electrónicos. 

Asimismo, seguirán con la redacción de los proyectos para el recrecido de la pista, una adecuación del campo de vuelo (en concreto, la ampliación de las zonas a ambos lados de la pista para adaptarse a las directivas, tal y como se acordó con las autoridades competentes), unas actuaciones en el aparcamiento y un paso más en el control de viales.

2 El sueño europeo para ganar operatividad
En todo momento, el responsable del aeropuerto se mostró satisfecho con la evolución del pasaje porque creció “más de un 7%” en relación a 2017. Consciente de que con lo que hay y firmando récords de ocupación en las rutas a Madrid, Barcelona, Londres o Sevilla, es difícil seguir evolucionando al alza pero sí posible ganar estabilidad, Campo reconoció que sigue en el punto de mira lograr un nuevo destino internacional. 

“Es la asignatura pendiente porque ya lo era cuando había dos destinos, a Londres y Lisboa, y ahora es más profundo el deseo”, reconoció. Sería la clave de la estrategia a seguir ahora antes que ganar nuevos puentes aéreos domésticos. Como hubs interesantes, que diesen más conectividad y operatividad, están París o Fránkfurt porque “no tiene sentido un destino final a Nantes o Venecia, por ejemplo”. En todo caso recalcó que Madrid, Barcelona y Londres no se llevan únicamente con trayectos “punto a punto”. 

3 Coto a los desvíos por las dos cabeceras
Respecto al resultado de la bajada de la distancia mínima del suelo a la que los pilotos toman la decisión de frustrar un aterrizaje, una medida que se aprobó en agosto para mejorar la operatividad de la pista 21 (la principal), en Alvedro estiman que hubo una “reducción de un 40%” en los desvíos, pero también contó el factor meteorológico. 

De cara a la aplicación de un nuevo sistema de apoyo a la toma de tierra por la cabecera sur o 03 –la más próxima al monte Xalo– explicó que se siguen haciendo estudios porque se trata de una maniobra muy novedosa. No obstante, agradeció la implicación que han tenido las principales compañías que operan en el aeropuerto de A Coruña 
El responsable dijo confiar en que este año entre en vigor para seguir aumentando las garantías para el cumplimiento de los trayectos previstos, lo que sería beneficioso para todas las partes.

El director de Alvedro niega que la supuesta falta de espacio en la plataforma haya evitado la llegada de nuevas compañías