Ferreiro busca un pacto más estrecho con el PSOE para facilitar su gobierno

El Ideal Gallego-2016-01-26-005-7a4a06b0
|

En los últimos día la política local asiste a un progresivo deshielo de las relaciones entre el Ayuntamiento y su socio preferente, el PSOE. La Marea Atlántica está condenada a entenderse con los socialistas, puesto que necesita sus 6 concejales en los plenos (el partido gobernante solo tiene 10, como el principal partido de la oposición, el PP), pero los pactos a los que han llegado hasta ahora han venido precedidos siempre de polémicas y recriminaciones y ayer el alcalde, Xulio Ferreiro, coincidió en que es necesario buscar “fórmulas de confianza” para avanzar hacia lo que podría ser un gobierno compartido, más estable.  
“Obviamente non é positivo que estemos todos os días diciendo se dixeches isto ou o outro. Se establecemos un marco de colaboración clara, despois non poderemos buscar excusas sobre se estamos a facer as cousas como acordamos que as íamos facer ou non”, declaró el primer edil. El portavoz socialista, José Dapena, había dado el primer paso la semana pasada al declarar que estaría dispuesto a un pacto de gobierno que dejaría atrás la estabilidad política.
Pero Ferreiro no olvida que hace poco, el grupo municipal socialista realizó lo que considera una maniobra de acercamiento al PP. De entenderse estos dos grupos, podría suponer un grave problema para Ferreiro, puesto que entre los dos partidos tienen concejales suficientes como para sacar adelante sus propias propuestas y mantener paralizadas las de la Marea Atlántica. “O PSOE ten que definirse, se apoia ao PP cando lle convén, ou se quere estar do lado do Goberno municipal”, advirtió el alcalde, al tiempo que hacía hincapié en su propia disposición a negociar: “Dende o principio, nós sempre tivemos a intención de chegar a pactos co Partido Socialista e temos que seguir avanzando nese camiño. Queda moito por falar e que confiar”. 
En cuanto a la posibilidad de que los pactos a nivel estatal puedan influir en la política local, Ferreiro desvinculó ambos procesos. “Que en Madrid se                                   chegue a un acordo será positivo para todos”, añadió, en referencia a los contactos que mantienen En Marea y el PSOE.

desconfianza
“Polo menos, o noso punto de vista non vai cambiar.                           Sempre tivemos clara a nosa vocación de colaboración, e que había que falar de políticas                             antes que de partidos e de persoas. Iso é o que queremos facer”, añadió. En María Pita, el verdadero problema para lograr un pacto duradero entre ambas formaciones es la falta de confianza entre los dos partidos, como confirmó el alcalde al indicar que “ma política municipal é fundamental a proximidade e o contacto humano. Hai que establecer confianza nesa base”. 
Hasta ahora, el PSOE siempre ha recriminado al Ayuntamiento su falta de transparencia y su autoritarismo en la toma de decisiones, inusitado en gobierno en minoría, pero Ferreiro insiste en que pretender cambiar las cosas:  “O noso desexo cos socialistas é avanzar na posibilidade de confiar uns noutros, de chegar a entendemento”. 

Ferreiro busca un pacto más estrecho con el PSOE para facilitar su gobierno