Europa exige a Rusia que investigue el envenenamiento del líder opositor

FILED - 22 August 2020, Berlin: A Bundeswehr intensive care transporter, carrying the Russian opposition activist Alexei Navalny, arrives at the Charite hospital. Navalny arrived in Berlin for treatment, after spending two days in a Siberian hospital in a
|

La Comisión Europea insiste en que Rusia abra una investigación sobre el envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalni con un agente nervioso para llevar a los responsables ante la Justicia, al tiempo que reconoció que los precedentes rusos en este ámbito “no son satisfactorios”. “Navalni no ha sido el primero en caer víctima de este tipo de actos cobardes e inhumanos o de intentos de asesinato. Hemos visto a otras personas en Rusia siendo asesinadas, otras voces opositoras que han sido silenciadas”, recordó el portavoz comunitario de Exteriores Peter Stano durante la rueda de prensa diaria de la Comisión.

Stano se refirió a los casos de Borís Nemtsov, líder de la oposición rusa asesinado en Moscú en 2015; Anna Politkóvskaya, periodista crítica asesinada en 2006, y Sergei Magnitsky, un abogado que murió en una prisión de Moscú en 2009 tras investigar para su firma un supuesto fraude fiscal del Gobierno ruso.

“¿Hemos tenido un resultado satisfactorio de la investigación de estos asesinatos? Bueno, el historial no es muy satisfactorio, pero queremos ver una investigación creíble y en profundidad que dé una respuesta clara a todas las preguntas que ha planteado este caso”, dijo el portavoz ”.

Conspiración occidental

El Kremlin se negó a responder a Berlín por el presunto envenenamiento con el agente tóxico Novichok del líder opositor, Alexéi Navalni, mientras los halcones rusos denuncian una conspiración occidental para agravar el aislamiento internacional de Rusia.

“Yo me andaría con cuidado a la hora de hablar de acusaciones contra el Estado ruso. Sea como sea, no hay acusaciones y no hay motivo para acusar a Rusia”, dijo ayer Dmitri Peskov, portavoz presidencial, a la prensa local. Moscú intentó quitar hierro a las acusaciones de Berlín y se negó a responder por el “crimen”, como le exigió el miércoles la canciller alemana, Angela Merkel, hasta que los médicos alemanes no entreguen a la parte rusa todos los datos de los análisis toxicológicos realizados.

Por su parte, el alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó el intento de asesinato y aseguró que “la Unión Europea pide una respuesta internacional conjunta y se reserva el derecho de tomar las acciones apropiadas” incluso llegando a imponer medidas restrictivas. l

Europa exige a Rusia que investigue el envenenamiento del líder opositor