El BNG acusa a la Xunta de ampararse en “el azar” y pide más medios para luchar contra los incendios

Incendio forestal en la localidad ourensana de Cenlle este verano | aec
|

La diputada del BNG en la provincia de Ourense, Noa Presas, reclamó ayer al Gobierno gallego más medios para hacer frente a los incendios forestales tras criticar la “absoluta inacción” de esta Administración después de la ola de incendios registrada el pasado año. 
En un acto simbólico celebrado delante de la Delegación de la Xunta, acompañada de representantes de la comarca de Valdeorras, la diputada ourensana reclamó a la Xunta de Galicia que ponga a disposición todos los recursos disponibles y, en concreto, pidió que se abra la base de helicópteros de Vilanova y más motobombas para los ayuntamientos. La Xunta en “el último año no ha hecho absolutamente nada para reformar política antiincendios algo que afecta de forma específica a Ourense, territorio que más veces arde” y con más superficie ardida, proclamó Presas.
Así, recordó que de las casi 62.000 hectáreas que ardieron el año pasado “más de 30.000 fueron en la provincia de Ourense”, por lo que censuró “la desprotección” de la provincia en materia de incendios, situación de la que responbilizó a la Xunta de Galicia. 
La nacionalista acusó al Gobierno dirigido por el PPdeG de “confiar toda su política antiincendios al azar y al buen tiempo” tras denunciar que “no hubo ni política de prevención ni hay ahora una mejora de los recursos humanos o materiales de extinción”. En primer lugar, manifestó que la Xunta “no hizo los deberes en cuanto a prevención” y también denunció incumplimientos en las franjas de protección y que no se hayan recuperado todavía las brigadas móviles, “un mecanismo muy importante de atención temprana en cuanto a extinción”. 
En esta misma línea, la diputada denunció que “muchos municipios de color político diferente al del Partido Popular” no disponen “ni siquiera de las motobombas que tienen solicitadas, como es el caso del ayuntamiento de A Rúa, gobernado por el BNG”. “No queremos un septiembre y un octubre negro otra vez”, zanjó Presas, quien consideró “inadmisible” que no esté abierta una “base” que ve “estratégica para la comarca” de Valdeorras a fin de atender los incendios por lo que solicitó no solo que se reabra “cuanto antes la base y se haga operativa sino que también introduzca refuerzo tanto de recursos materiales como humanos”. “Aún hay margen para tomar medidas urgentes”, apuntó la diputada, quien reprochó a la Xunta que “criminalice” a los vecinos por los incendios en vez de destinar más “recursos y dinero”. 
Noa Presas también calificó de “escándalo” el acuerdo firmado entre la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) y la Xunta de Galicia a comienzos del mes de agosto para la limpieza de las franjas de seguridad. “Nos parece un escándalo que se nos venga a vender que es viable hacer franjas de protección en medio del verano. Ya dijimos que tenían que estar preparadas en abril y mayo, así como los recursos para los ayuntamientos”, denunció. l

El BNG acusa a la Xunta de ampararse en “el azar” y pide más medios para luchar contra los incendios