El estudiante de Barcelona tenía un plano del instituto y ballestas caseras

-FOTODELDIA- -FOTODELDIA- GRA089. ROSES (GIRONA), 21/04/2015.- Cientos de personas han participado hoy en los cinco minutos de silencio ante el el IES Cap Norfeu de Roses, donde al igual que en el resto de Cataluña se realizan hoy concentraciones s
|

El estudiante de segundo de ESO que el lunes mató a un profesor e hirió a cuatro personas tenía una lista con nombres de docentes y compañeros y un plano que podría ser del centro, así como ballestas caseras y escopetas de juguete, según informaron ayer fuentes cercanas al caso.
Los Mossos d’Esquadra están analizando las pertenencias incautadas al menor, tanto en la mochila que llevaba encima cuando cometió el crimen como los objetos intervenidos en la entrada y registro de su domicilio familiar, que los agentes inspeccionaron el lunes junto a una comitiva judicial.
Según las fuentes consultadas, entre las pertenencias intervenidas al menor figura un manuscrito con nombres de profesores y estudiantes del instituto Joan Fuster de Barcelona, documento que los Mossos d’Esquadra están analizando para averiguar si podría ser una relación de potenciales objetivos.

Documentos personales
Además, en el registro de su domicilio familiar, los Mossos se incautaron en la habitación del menor de otros documentos personales, que podrían ser de utilidad para averiguar las motivaciones que le llevaron a asaltar el instituto.
Entre esos documentos incautados figuran dibujos y manuscritos, entre ellos un plano que se está analizando si podría ser del centro educativo que asaltó, aseguraron las mismas fuentes.
En el domicilio se encontraron también dos ballestas caseras, que el menor supuestamente habría fabricado artesanalmente, y dos escopetas de juguete.
El menor irrumpió el lunes por la mañana en su instituto, armado con una ballesta y un machete –con el que apuñaló mortalmente al profesor–, y en el interior de la mochila que llevaba, la policía le encontró un pico de escalada y un cóctel molotov preparado en una botella de cerveza, que intentó montar sin llegar a hacer uso del mismo. Además de las pertenencias del menor, la policía se incautó de los ordenadores de su domicilio familiar, que también están siendo analizados para hacer un seguimiento de las páginas de internet que el menor había visitado, entre ellas webs sobre confección de armas y otros artefactos, así como de su perfil en las redes sociales.
El menor, que no tiene responsabilidad penal por tener 13 años, estaba siendo objeto de un seguimiento académico porque su rendimiento había disminuido en las últimas semanas y, además, sus padres estaban pendientes de una reunión con los responsables de la escuela en los próximos días para calibrar su evolución.
Una vez estén elaborados los informes policiales con el análisis del material incautado, el juez instructor podría archivar el caso, por tratarse de un menor inimputable, si comprueba que no hay otras personas que pudieran ser responsables de la tragedia.

El estudiante de Barcelona tenía un plano del instituto y ballestas caseras