La Xunta garantiza que las nuevas centrales en el Xallas supondrán más de 700 empleos

06 marzo 2012 / 20 marzo 2012 página 07 / 16 febrero 2013 página 4 / 13 abril 2016 página 3 Carballo.- La Costa da Morte registró el mes de febrero más seco de los últimos tiempos Fotografía del embalse de
|

El director xeral de Enerxía e Minas, Ángel Bernardo Tahoces, defendió ayer la “inversión importante” de Ferroatlántica en la construcción de tres nuevas centrales hidroeléctricas en el río Xallas, que suponen “190 empleos anuales”, por lo que cuando se ejecuten las obras en cuatro años “se superarán con creces los 700 empleos”. Tahoces contestó así ayer en la comisión de Economía del Parlamento gallego a una pregunta del BNG en la que Francisco Jorquera ha reducido esa cifra a “siete empleos directos” en Galicia. “No mienta”, dijo el nacionalista a Tahoces.
Asimismo, Jorquera ha alertado de la intención de Ferroatlántica de segregar sus dos partes de negocio, la producción de energía hidroeléctrica –por la que obtiene más beneficios– de las fábricas de ferroaleaciones –menos rentable–-, tras el acuerdo de fusión que dio lugar a Ferroglobe a finales de 2015. En esta línea, Jorquera denuncia el incumplimiento de las condiciones de Ferroatlántica (del Grupo Villar Mir) de su concesión para la explotación hidroeléctrica del Xallas, pues asegura que redujo su producción en Galicia para aumentarla en lugares como Venezuela y Sudáfrica, mientras “destruye” puestos de trabajo en Galicia para luego generarlos en Madrid. Así, ha dicho que de 500 trabajadores en 1986 se pasó a 284 en la actualidad.
Sin embargo, Tahoces valora que Ferroatlántica destine 30 millones de euros a estas inversiones, con 15 millones de euros para una nueva línea eléctrica, que son “absolutamente necesarias” para Galicia. “No sé dónde ve las amenazas de deslocalización”, apuntó. De tal forma, aseguró que “en Ferroatlántica de desarrollan y se seguirán desarrollando dos actividades industriales de forma simultánea”, en alusión a las ferroaleaciones y la producción de energía eléctrica. “Nunca hubo segregación de actividades y nunca la habrá”, ha zanjado Tahoces. Asimismo, afirmó que Ferroatlántica “es una gran empresa que seguirá invirtiendo en Galicia y seguirá generando empleo”. Ante esto, Jorquera ha dicho “no saber” si Tahoces comparece “en calidad de representante de Villar Mir o de la Xunta de Galicia”.

desdoble líneas eléctricas
El pasado mes de febrero el Parlamento gallego aprobó por unanimidad una iniciativa para instar a la Xunta a adoptar medidas con el fin de evitar la segregación de las partes de negocio de Ferroatlántica, la producción de energía eléctrica y las ferroaleaciones, al tiempo que se exigía mantener los puestos de trabajo y la actividad productiva en la fábrica de Brens (Cee). Sobre este acuerdo, Jorquera recrimina que los populares “toman de pitorreo al Parlamento gallego y a los trabajadores” de las factorías de Ferroatlántica, porque “votan una proposición no de ley para luego argumentar en sentido contrario”.
En contraposición, Tahoces ha asegurado que la Xunta trabaja para garantizar esa actividad productiva a través de un desdoble de líneas de alta tensión, puesto que avanza en “autorizar y tramitar las líneas eléctricas para que los flujos de energía eléctrica respeten los reglamentos vigentes y la adecuada operación del sistema”. Sobre este extremo, explica que Ferroatlántica para “subsistir necesita participar en el servicio de gestión de la demanda de interrumpilidad”, por lo que es precisa una línea que “evacúe la producción de energía eléctrica” y “otra que diferencie el consumo de energía eléctrica para las fábricas”, pero “esto no existe en la actualidad”.
De tal modo, “la Xunta lo que está haciendo es autorizar estas líneas” para “cuando el operador del sistema dé orden de interrumpilidad” a las fábricas, puesto que si no hay un desdoble de líneas “no solo tienen que parar las fábricas, tienen que parar las centrales hidroeléctricas”. “Y eso supone inevitable e ineludiblemente el cierre de Ferroatlántica en Galicia”, ha advertido.

La Xunta garantiza que las nuevas centrales en el Xallas supondrán más de 700 empleos