Piden cuatro años de cárcel para un conductor por un atropello con dos víctimas en el Paseo Marítimo

18 julio 2010 página 13 A Coruña.- Detenido un conductor que atropelló ados mujeres de 60 años en el Paseo Marítimo e intentó luego fugarse
|

Fue, según los testigos, un impacto “brutal”. Tanto, que acabó por costar la vida a las dos sexagenarias que a aquella hora atravesaban el Paseo Marítimo en un paso regulado, y que fueron  arrolladas por un turismo que se saltó el semáforo en rojo y las embistió toda velocidad .
El conductor compareció ayer en el juzgado de penal 2 en una vista que le enfrenta a peticiones de condena de hasta cuatro años de cárcel por lo que la Fiscalía califica como dos delitos de homicidio por imprudencia y la acusación particular completa con uno más de omisión del deber de socorro.
Porque, según algunos de los presentes aquella tarde de julio de hace cuatro años, el Renault Megane del encausado trató de escapar de la escena, si bien el dispositivo que desplegó la Policía Local logró darle alcance en apenas unos minutos, cuando el coche escapaba por la Rúa Alta. Circulaba con el parabrisas destrozado y dentro del habitáculo, los agentes que lo registraron hallaron algunas pertenencias de las víctimas.
Las dos mujeres fueron trasladadas en estado de extrema gravedad a centros hospitalarios pero fallecieron en los días siguientes a consecuencia de las lesiones. El hombre, por su parte, fue detenido en aquella jornada y trasladado al cuartel de Lonzas después de arrojar un resultado positivo en las pruebas de alcoholemia, aunque quedó en libertad en espera de juicio.

alcoholemia positiva
Ayer, el conductor reconoció ante el juez que había bebido alcohol tiempo antes del accidente, que se produjo sobre las 20.45 horas, aunque aseguró que se encontraba en buen estado para conducir. El test con el alcoholímetro arrojó, no obstante, una tasa de 0,9 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, lo que supera el límite penal.
Según su declaración, si continuó la conducción a pesar de que tenía el semáforo en rojo fue porque el sol le reflejó y le impidió ver los discos. En su versión, alega que notó el impacto y detuvo el vehículo unos metros más allá, pero al ver a las dos víctimas tendidas en el suelo, tuvo una reacción inexplicable. “Me quedé hecho polvo y me fue hacia casa”, manifestó.
Para la acusación particular, esa conducta supone un delito de omisión del deber de socorro que no aprecia en cambio la Fiscalía. En cualquier caso, las lesionadas fueron atendidas casi al instante por los socorristas de la playa del Matadero, que inmediatamente dieron el aviso a Protección Civil y requirieron ambulancias, si bien esa la asistencia no logró salvarles la vida. n

Piden cuatro años de cárcel para un conductor por un atropello con dos víctimas en el Paseo Marítimo