La Iglesia solo aceptaría una píldora anticonceptiva en casos de violación

el secretario general de la conferencia episcopal española, juan antonio martínez camino efe/kote rodrigo
|

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Juan Antonio Martínez Camino, ve legítimo el uso de una píldora que evite la concepción en casos de violación, siempre que ésta no provoque un “efecto abortivo”.

“Como una violación no es un acto conyugal, sino de injusticia y violencia, en ese caso es legítima la defensa frente a esa agresión y es legítimo impedir la fecundación, pero no abortar, porque nunca es legítimo quitar la vida a un ser humano”, señaló Martínez Camino a preguntas de los periodistas sobre la aceptación de los obispos alemanes al uso de la píldora del día después en caso de violaciones.

Los obispos señalan que si hubiese un fármaco que no fuese abortivo el concepto moral “sería distinto”

El secretario general de la CEE censuró, sin embargo, el uso de este fármaco “por su efecto abortivo”, aunque añadió que si hubiese un fármaco, “que no nos consta”, que no provocara este efecto, pero evitase la concepción en casos de violación sería “legítimo”.

Martínez Camino se mostró convencido de que los obispos alemanes no han hecho ninguna excepción a la ética católica que determinan que no se puede eliminar la vida de un ser humano.

“No se puede quitar la vida a un ser humano inocente bajo ningún concepto y no hay excepciones para esto”, subrayó para después añadir que si hubiese un fármaco que no fuese abortivo el concepto moral “sería distinto”. “Si en Alemania lo hay, nosotros no lo conocemos”, aseguró.

“No se puede quitar la vida a un ser humano inocente bajo
ningún concepto”

Así, señaló que no les consta la existencia de una píldora del día después que no tenga efecto abortivo, pero subrayó que, si existiera, “la consideración moral sería distinta”.

Para Martínez Camino, la vida de un ser humano comienza en el momento de la concepción, “cuando hay un cuerpo distinto del de la madre y del padre, aunque solo tenga una hora”, y a partir de ese momento “no es lícito ejercer la violencia contra él para eliminarle la vida”.

“Una violación no es un acto conyugal, sino de injusticia y violencia”

Preguntado por la denuncia del Foro de Curas de Madrid, que censuró el silencio de la jerarquía católica española ante los casos de corrupción, Martínez Camino aludió a las “muchísimas” declaraciones y doctrinas de la CEE sobre corrupción y falta de transparencia.

“No es verdad que no haya doctrina, lo que no puede haber son juicios sobre personas concretas, nunca los ha habido ni los va a haber”, comentó.

La Iglesia solo aceptaría una píldora anticonceptiva en casos de violación