Las excavadoras rehacen las dunas de Riazor contra la primera alerta roja del año

Los últimos temporales obligaron a reformar las dunas de Riazor quintana
|

Los servicios de emergencia se preparan para la primera alerta roja por temporal del año, que llegará mañana. Ayer, las excavadoras volvieron a la playa de Riazor para remover la arena y elevar las dunas protectoras que se habían erosionado por la fuerza del agua en los últimos meses. Todo debe estar a punto para soportar los efectos de una fuerte borrasca que enviará vientos de cerca de 100 kilómetros por hora contra la costa coruñesa.
El mal tiempo ya se dejará notar hoy, que se ha declarado como alerta amarilla, pero no será hasta mañana que se activará la alerta roja. Los servicios de emergencia señalan que la borrasca tiene fuerza más que suficiente para inundar el Paseo Marítimo.

viento sur
Pero dos circunstancias invitan a los expertos a sentirse optimistas. Primero, la dirección del viento, con un componente sur suroeste, lo que significa que la ciudad, cuya bahía está orientada al norte, se librará de lo peor. Y segundo, que las mareas son débiles estos días.
Mañana, la pleamar está prevista a las ocho, de manera que el momento de mayor peligro se sitúa entre las siete y las diez de la noche. “Si las previsiones se mantienen, eso nos protege, aunque el peligro continuará el viernes”, aseguran. De momento, el dispositivo de emergencias será el habitual con Policía Local vigilando los accesos y Bomberos en La Coraza. El cierre del Paseo Marítimo al tránsito peatonal parece inevitable.

Las excavadoras rehacen las dunas de Riazor contra la primera alerta roja del año