EEUU espera reabrir el país en mayo a pesar de que Nueva York supera los 10.000 fallecimientos

Vista de Washington vacía debido a las restricciones por la pandemia del coronavirus | SHAWN THEW
|

Las últimas cifras de hospitalizaciones, ingresos en unidades de cuidados intensivos e intubaciones de Nueva York, el epicentro de la pandemia del coronavirus, llevaron a los principales expertos de Estados Unidos a expresar un “cauto optimismo” para empezar a reabrir el país el mayo, en un Domingo de Resurrección con iglesias vacías y en el que la región neoyorquina ya supera los 10.000 fallecimientos.

Estados Unidos registraba ya más 550.000 infecciones este domingo, más del triple que ningún otro país del mundo, superando las 21.900 muertes, según los últimos datos de la Universidad Johns Hopkins, mientras que las autoridades del estado de Nueva York revelaron que ayer fallecieron 671 personas más, lo que supone un descenso respecto a los días anteriores, que rondaron por encima de las 750 víctimas.

El total de fallecidos en Nueva York se eleva, por tanto, a 10.056 según anunció ayer el gobernador neoyorquino, Andrew Cuomo.

En su conferencia diaria, Cuomo comparó esta cifra con las 2.753 víctimas mortales causadas por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas.

Asimismo, Cuomo aseguró que a pesar de estas muertes, los datos apuntan a un aplanamiento de la curva gracias a que se pudo controlar la expansión de la enfermedad, que ya afectó a más de 195.000 personas.

En este sentido, apuntó que el número de hospitalizaciones registrado en las últimas horas fue de 1.958, la menor cifra desde el 29 de marzo, y el de enfermos admitidos en la unidad de cuidados intensivos fue de 83, manteniéndose por debajo de los cien ingresos diarios, como ha ocurrido en las ultimas tres jornadas.

Sobre la recuperación de la actividad social y económica previa a la expansión del nuevo coronavirus, Cuomo apuntó que se está elaborando un “plan de reapertura” diseñado por expertos en economía y en el sistema de salud pública y no por políticos.

En este plan, según subrayó, no se perderá en ningún momento de vista el número de contagios, para lo que destacó como clave el aumento de la capacidad de hacer más pruebas de detección.

En su comparecencia, también apuntó que está buscando un plan conjunto con los gobernadores de otros estados, entre los que citó Connecticut, Rhode Island, Nueva Jersey, Delaware y Pennsylvania, para trabajar juntos con el objetivo de elaborar un mismo plan para retomar la actividad de manera coordinada.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., Anthony Fauci, el experto de referencia del país durante la crisis, expresó este domingo un “cauto optimismo” sobre la ralentización de la expansión del coronavirus y apuntó que “quizás el próximo mes” podría iniciarse la reapertura parcial del país.

“Cuando miras a las admisiones, las hospitalizaciones, los cuidados intensivos, y las necesidades de intubación, se está empezando a doblar la esquina”, dijo el experto Fauci.

“Así que eso es lo que esperamos, hay un cauto optimismo en ver ese descenso”, agregó Fauci, que aludió a los patrones que se siguieron en otros países y el “agudo declive” del virus una vez se empiezan a registrar descensos en los hospitales.

De hecho, recalcó que hay “indicaciones” de que algunos de los datos usados para medir la evolución de la crisis sanitaria están “empezando a estabilizarse” en algunos lugares.

 

Expansión en otros estados

Además, de Nueva York y Nueva Jersey, los otros focos de la epidemia en EE.UU. se concentran en Michigan, donde hay cerca de 24.000 casos, Pensilvania, con casi 23.000, y Massachusetts y California, ambos con más de 22.000.

Mientras, el estado Wyoming, en el oeste de Estados Unidos, registró 261 casos y es el único de los 50 del país donde no se reportaron muertes por el virus.

Asimimo, el coronavirus alteró la celebración del Domingo de Resurrección en el país, donde gran parte de las autoridades estatales decretaron restricciones a las congregaciones, aunque en algunos estados como Texas, Kansas o Luisiana, regiones donde se concentran algunas de las comunidades más creyentes, varios párrocos desafiaron a las autoridades con celebraciones religiosas.

Mientras, el gobernador de Nueva York quiso tener un gesto especial con los más mayores y acudió a la residencia de la tercera edad de Pathways, en la localidad de Niskayuna, en la zona norte del estado.

Desde ahí quiso agradecer la generosidad de esta organización que, pese a asistir a la población más vulnerable, quiso prestar 35 respiradores a los hospitales de Nueva York.

EEUU espera reabrir el país en mayo a pesar de que Nueva York supera los 10.000 fallecimientos