La marcha de Babel obliga a buscar un hombre de banda

|

El anuncio de Ryan Babel, tras el partido de la Copa del Rey contra el Betis, de que no continuará en el Deportivo en el mes de enero condiciona el futuro inmediato del conjunto blanquiazul, que se ve obligado a buscar un jugador de banda en el mercado de invierno.
El internacional holandés ha rendido a un nivel excelente durante su breve estancia en A Coruña y se ha convertido en una pieza fundamental para la escuadra deportivista, tanto por el desborde y desequilibrio que ofrece en la banda izquierda, como por su facilidad para ver portería.
El adiós de Babel, que con casi toda seguridad firmará por el Besiktas turco en los próximos días, ha convertido la incorporación de un interior izquierdo en la principal preocupación de la secretaría técnica herculina, que está trabajando esta Navidad para conseguir refuerzos que hagan mantener el nivel de la plantilla para la segunda vuelta del campeonato liguero.

viejos conocidos
Dos de los jugadores que podrían cumplir el perfil para suplir la marcha del ‘tulipán’ son precisamente dos exblanquiazules, Fede Cartabia y Luis Alberto.
El futbolista argentino es uno de los principales objetivos del Deportivo para el próximo verano, puesto que finaliza su contrato con el Valencia el 30 de junio de 2017.
Sin embargo, Cartabia podría intentar desvincularse del club ‘ché’ en las próximas semanas para acelerar su llegada a la escuadra coruñesa.
Fuentes cercanas a la entidad valenciana aseguran que ahora mismo ningún futbolista del conjunto de la ciudad del Turia tiene asegurada su continuidad. La paupérrima marcha del cuadro de Cesare Prandelli en las dieciséis primeras jornadas de Liga hacen que la directiva valencianista considere transferibles a todos sus jugadores. Además, el argentino no goza de la confianza del técnico italiano, que apenas le ha utilizado en cuatro partidos del torneo liguero y sólo ha sido titular en dos.
Otro jugador que podría actuar en la banda aunque no es su puesto natural es Luis Alberto. De hecho, ya el año pasado jugó como interior.
El gaditano, que no ha conseguido adaptarse al fútbol italiano, dispone de permiso de la Lazio para buscar una cesión para la segunda mitad de la temporada. El andaluz estaría encantado de volver a un equipo en el que se encontró muy a gusto.

La marcha de Babel obliga a buscar un hombre de banda