A Coruña no consigue reducir los casos activos pese a las cinco nuevas altas

|

En un momento en el que la preocupación está puesta en los rebrotes de los contagios por Covid-19, el área sanitaria de A Coruña muestra la estabilidad como su mejor noticia. Así lo demuestran los datos proporcionados por la Consellería de Sanidade, que ayer revelaban que en la zona sigue habiendo 108 casos activos de coronavirus, es decir, los mismos que el martes.

Estas 108 personas que sufren la enfermad son el mismo número con el área sanitaria coruñesa inició la pasada semana, que se cerró finalmente con un caso, 109. De hecho, fue la única zona médica gallega que empeoró sus cifras, ya que mientras Ferrol, Vigo y Pontevedra mantuvieron el número de inicio y final de semana, Santiago redujo los contagios activos en cuatro, Ourense en dos y Lugo en tres.

La estabilización en el número de casos coincidió ayer también con el registro de nuevas altas, un total de cinco curaciones que suponen la cifra más alta de sanaciones desde las 16 decretadas el pasado 10 de junio. Tras estas llegaron siete jornadas sin ninguna alta (del 11 al 14, el 16, el 18 y el 22 de junio), dos con solo una (el 15 y el 21), una con dos (este martes), otra con tres (la del 17 de junio) y otra con cuatro (el pasado día 20).

De lo que se cumplen ya 25 jornadas es desde que se produjo el último fallecimiento en los centros hospitalarios coruñeses. Fue el pasado 30 de mayo, cuando la cifra quedó situada en las 168 víctimas mortales.  

También continúa ingresada una persona en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, al igual que desde el pasado 21 de junio, cuando se volvió a quedar la cifra en esta tras una semana con dos hospitalizados.

En lo que se refiere a las residencias de mayores, A Coruña sigue manteniendo los únicos casos de coronavirus tanto en lo que se refiere a los usuarios como a los trabajadores. De este modo, permanecen con casos activos tres personas que viven en la instalación de Santa Teresa Jornet –a las que se añade una más de la plantilla– y una del centro de Caser A Zapateira.

A Coruña no consigue reducir los casos activos pese a las cinco nuevas altas