Anulada la licencia de la gasolinera de Carrefour por falta de seguridad

El Ideal Gallego-2016-01-09-011-2373414a
|

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de A Coruña ha anulado la licencia concedida por el Ayuntamiento para la construcción de la estación de servicio que está funcionando en el aparcamiento del hipermercado Carrefour de la avenida de Alfonso Molina, y ordena la reposición del edificio al estado anterior a la ejecución de las obras, entre otros motivos, por incumplir la normativa de seguridad en caso de incendio en una instalación que puede almacenar hasta ciento sesenta mil litros de combustible.
El recurso, dirigido  por el letrado Pérez Maldonado del despacho Lumieira, se interpuso por una sociedad con propiedades en la zona y planteaba la ilegalidad de la licencia por incumplir las normas seguridad y evacuación de personas en caso de incendio, la normativa de industria que regula la instalación de gasolineras y la legislación y planeamiento urbanístico.
Uno de los motivos más llamativos por los que se anula la licencia de la gasolinera es porque el proyecto presentado por Carrefour incumple el denominado “documento básico de seguridad en caso de incendio” del Código Técnico de la Edificación. En este sentido, el juez afirma que “este aspecto resulta ciertamente preocupante” por el “riesgo de seguridad y por ende la vulneración de la normativa” y destaca el peligro que supone una materia inflamable en un almacenamiento aproximado de 160.000 litros (de combustible).
Continúa la sentencia afirmando que la planta primera del aparcamiento, ante un incendio de la gasolinera, no puede ser considerado “espacio exterior seguro”, que es un concepto regulado en la normativa,  “porque la existencia de vehículos incumpliría este concepto”. Aclara el juez que por un lado los vehículos constituyen de por sí individualmente un riesgo potencial de explosión en caso de un incendio al tener tanques de combustible en su interior, y, lo que es más importante, que son obstáculos ante una apresurada evacuación. “Si unimos este dato que las únicas vías de salida a ‘espacio exterior seguro’ lo constituyen rampas mecánicas situadas a más de cincuenta metros que puede ser ocupada u obstruida por carros de compra, no se puede admitir el cumplimiento de la normativa en este punto”, concluye. 
Y resalta que “el humo puede generar tanto riesgo como el fuego”, todo ello considerando que el propio expediente califica la actividad con un riesgo alto “dada la eventual carga de fuego existente”.
En lo que se refiere a la normativa de industria que regula la instalación de gasolineras, el juzgado considera palmario que se incumple esta al estar prohibido el almacenamiento de gasolinas en el interior de edificaciones.
Además, también se incumple la normativa de seguridad industrial porque “los tanques de combustible de la estación de servicio proyectada se sitúan a una distancia inferior a dos metros de toda posible edificación”, dado que algunas columnas del edificio se encuentran a 80 centímetros de los depósitos y dentro del recinto que debe proteger estos en caso de explosión. 

nueva construcción
Finalmente, en lo que se refiere a los incumplimientos urbanísticos, la sentencia declara que las obras no son una rehabilitación, como defendían las demandadas, sino una nueva construcción dado que “por un lado se derriba parte del aparcamiento y se construye otra edificación que no tiene nada que ver con la precedente y por otro se incrementa el volumen de lo construido en ambos sentidos, un nivel inferior que no existía y un nivel superior al que se le añade una nueva construcción con tejados y servicios”. “Es más –continúa la sentencia–, los forjados, los pilares y las instalaciones son nuevos; por ello pretender que nos encontramos ante una rehabilitación y no una nueva construcción no puede admitirse”. Esta interpretación del juez se fundamenta además en el informe emitido por el perito designado en el procedimiento que confirmó que en una parcela en la que los edificios están fuera de ordenación no es posible acometer obras de nueva edificación como la realizada por Carrefour. 
La sentencia no es firme y puede ser recurrida en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia.

Anulada la licencia de la gasolinera de Carrefour por falta de seguridad