SADA-Una vecina denunció en 2008 que la obra del castillo de Fontán no tenía permisos

las obras en el castillo de fontán finalizaron en junio de 2008
|

El gobierno local continúa aportando pruebas que parecen inculpar al exalcalde, el nacionalista Abel López Soto, por haber ejecutado unas obras de rehabilitación en el Castillo de Fontán sin contar con el visto bueno de la Dirección Xeral de Patrimonio.
Dichos trabajos, que se desarrollaron en el año 2008, con el BNG y el PSOE al frente del ejecutivo sadense, están bajo sospecha desde que hace unos días la Fiscalía de Patrimonio abriera una investigación al respecto.
Ahora, desde el Ayuntamiento hacen pública una serie de documentos en los que aseguran que el exregidor tenía conocimiento de esa ausencia de autorización para la realización de las obras. Así, aseguran que existe una denuncia de una vecina de Fontán –con fecha del 28 de abril de 2008– que fue presentada en el consistorio acompañada de un informe de un arquitecto técnico, también vecino del citado barrio pesquero, en la que señalaba, textualmente, que había comprobado en la Dirección Xeral de Patrimonio que “non existe proxecto aprobado e informado favorablemente por parte de dito organismo para realizar obras nin no Castelo de Fontán nin nos seus arredores”. Una denuncia, insiste el equipo de gobierno presidido por Ernesto Anido, que fue “recibida por el alcalde, que incluso llegó a reconocer, mediante un decreto firmado por él, el derecho de la denunciante a ser indemnizada por aquellas obras”.

tres proyectos
Por otra parte, el consistorio recuerda igualmente que aquel gobierno de nacionalistas y socialistas “llegó a realizar hasta tres proyectos para el acondicionamiento y la mejora de los accesos a la playa de Morazón y para la puesta en valor del Castillo de Fontán”, aunque ninguno de ellos, afirman, fue autorizado por Patrimonio, “una autorización que es preceptiva cuando se actúa sobre un Bien de Interés Cultural (BIC)”, como es el entorno de Fontán.
Es más, el Ayuntamiento se remonta al año 2003, cuando López Soto fue alcalde durante seis meses –antes de la moción de censura protagonizada por Ramón Rodríguez Ares–, para subrayar que desde el gobierno local se remitió a la Dirección Xeral de Patrimonio la solicitud de permiso para dichas obras.
El organismo autonómico –dependiente de la Consellería de Cultura–, denegó no obstante esa petición en abril de 2004, ya con Ares como alcalde sadense, “por carecer de proyecto arqueológico, informe de la importancia del monumento y valoración de las obras”, aseguró ayer el consistorio.
Incluso se establecieron, por parte de Patrimonio, una serie de cautelas que deberían adoptarse en el caso de que en algún momento sí se autorizasen los trabajos.
Ya en 2007, de nuevo con el BNG, se redactó el segundo proyecto, “aunque ni siquiera fue remitido a Patrimonio”, mientras que el tercero, durante la ejecución de las obras en febrero de 2008, “tampoco se remitió, como exige la ley”, lamentan.

SADA-Una vecina denunció en 2008 que la obra del castillo de Fontán no tenía permisos