Matogrande y el Ofimático se unirán en una asociación vecinal para luchar en un mismo frente

Los obreros siguen avanzando en la construcción de otros inmuebles protegidos | pedro puig
|

A pocas semanas del parto “real” del Parque Ofimático, el barrio ya sella alianzas con el vecino Matogrande y juntos se formarán en asociación vecinal para ser un mismo frente. Cuenta uno de los impulsores, José Ramón Mosquera, de la cooperativa Cofuncovi, que ambos se necesitan: “Tienen intereses comunes”. Matogrande porque su manera natural de crecer es hacia el Ofimático, que le puede dar espacios verdes y abiertos que hoy no tiene, infraestructuras necesarias como un centro social o una guardería pública para las que no dispone de sitio ya que “actualmente está como encajonado”. 
Es más, con la disolución del colectivo vecinal que tuvo en su momento, Matogrande estaba hasta ahora prácticamente huérfano porque a efectos prácticos la entidad está inoperativa. Es la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Matogrande, presidida por Miguel Suárez, la que canaliza las demandas de los que viven entre las vías del tren y el barco de Lavedra.
En el caso de los que empezarán siendo cinco bloques, el dinamismo de Matogrande les viene muy bien precisamente porque al barrio le faltará vida al principio, así que la idea es contagiarse del que actualmente es parada obligatoria de ocio para muchos coruñeses. Unos se apoyarán en los otros para reivindicar la atención de las administraciones y en el seno de un colectivo aún por formarse. De momento, cuentan con una pequeña subvención aprobada por el Ayuntamiento, pero que todavía no recibieron, y a finales de septiembre convocarán una asamblea para que la entidad tenga un cuerpo. 
Mosquera explica que también tienen el apoyo de la Asociación de Empresarios y Comerciantes de Matogrande. Por eso, los padres del futuro ente comentan que tratarán de fomentar los negocios locales, en parte, a través de las redes sociales, donde el espacio Mato News se hará eco de las novedades de los barrios hermanados. A través de la página, los vecinos pueden ya intercambiar informaciones del 15009.  
Pendientes de Emalcsa 
En paralelo a la planificación de la futura convivencia vecinal con Matogrande, los cooperativistas del Ofimático siguen realizando los trámites necesarios para obtener lo antes posible las licencias de primera ocupación. En estos momentos la Xunta espera un documento definitivo para aprobar la conexión de las viviendas a la red eléctrica general, algo que depende del cierre de la documentación y las modificaciones que requiera Gas Natural Fenosa.
Los vecinos de Cofuncovi y A Carnocha –los dos colectivos con la burocracia más avanzada para el traslado a los pisos– pretenden tener listos todos los suministros este mes e, incluso, hablan de la posibilidad de conseguir los permisos municipales antes de que termine agosto. Aunque ayer la Xunta se mostraba en disposición de dar su último paso en “un par de días”, lo cierto es que la empresa eléctrica y los cooperativistas se encuentran enfrascados en intercambio de papeleo. 
Una vez rematadas las obras por parte del Ayuntamiento, hubo una supervisión de la compañía en el primer inmueble de Cofuncovi y, según su portavoz José Ramón Mosquera, hay que hacer unos pequeños cambios “en el centro de transformación” del edificio para poder conectarlo al del polígono. 
“En unos días estará y se le pasará el proyecto cambiado a Fenosa para que calcule las tasas y nos lo vuelva a presentar”, aclara Mosquera, de manera que será entonces cuando puedan acudir al Gobierno gallego para que le dé el visto bueno a la conexión general. 
En el caso de A Carnocha, Luciano Ron destaca que se encontró todo correcto pero que hay cierto retraso con el expediente debido a lo tarde que acabaron los trabajos de urbanización. 
Ron asegura que la empresa les está mostrando su “boa vontade acelerando os trámites” porque el objetivo es “para finales de agosto ter todos os suministros” que se requieren de cara a conseguir la licencia municipal de primera ocupación. El propio concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, resaltaba este jueves la celeridad aunque puntualizaba: “A diferencia dos últimos meses”.
Ron reconoce que los mayores problemas están surgiendo con Emalcsa, dependiente del Ayuntamiento, porque la persona que tenía que acudir a revisar la instalación está de vacaciones y no les están enviando a nadie para apurar los plazos. En cualquier caso, confían en estar en condiciones de recibir la “calificación definitiva” de protección de Xestur y firmar ante notario las compras en septiembre.

Matogrande y el Ofimático se unirán en una asociación vecinal para luchar en un mismo frente